Aragón

ALTO ARAGÓN - ACTO

Los refugios de montaña de Huesca donan su premio Félix de Azara a los grupos de rescate de la Guardia Civil

Los refugios de montaña de Huesca donan su premio Félix de Azara a los grupos de rescate de la Guardia Civil
Los refugios de montaña de Huesca donan su premio Félix de Azara a los grupos de rescate de la Guardia Civil
P. S.

HUESCA.- Los refugios de montaña de Aragón han donado la cuantía de su premio Félix de Azara del 2019 en material de rescate de montaña a la Guardia Civil para mejorar el servicio que prestan los agentes y mejorar de este modo su eficacia y la seguridad en sus intervenciones.

En el acto, que ha tenido lugar esta mañana en la sede de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), su presidente Miguel Gracia, ha subrayado "el acto de generosidad de los guardas de los refugios de montaña que donan la parte económica de su premio para aumentar la seguridad en montaña" y con ello "hacen más fácil la vida de la de gente" en este medio. Y destaca su papel "al vivir en una situación de aislamiento, el trabajo para hacer más fácil de la gente que circulamos por la montaña y dar un servicio en esa mezcla entre naturaleza y lo que es el trabajo cotidiano".

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOS

El presidente de la institución provincial ha comentado que también colabora en la mejora de los refugios de montaña, con partidas presupuestarias, y que según ha apuntado "acumulan cerca de 100.000 pernoctaciones" al año.

A su vez ha subrayado el reconocimiento a la labor de la Guardia Civil y en especial, "del riesgo para salvar a otras personas en situaciones difíciles".

En su intervención el teniente jefe de los grupos montaña de la Guardia Civil de Huesca, Santiago Gómez, ha destacado que "son muchos los agentes que ayudan de forma tapada en el rescate" en referencia a los trabajadores del Parque Nacional de Ordesa, Protección Civil y los refugios de montaña a través de sus guardas.

Respecto al material donado por los guardias de los refugios a la Benemérita, "es una muestra mas de su compromiso con la seguridad en montaña" ha comentado. En su opinión, la colaboración entre Guardia Civil y guardas de los refugios "es mejorar esa seguridad y reforzar numerosas vías de escalada, cabeceras de barrancos, etcétera que bien por el tiempo o por el invierno, la nieve y las lluvias se han desgastado o no están bien colocadas así como aquellas instalaciones que realizamos los grupos de rescate de montaña no para progresar sino para poder llegar a un rescate de una forma más segura y rápida". Y ha recalcado que los agentes de montaña de la Guardia Civil "no solo estamos para el rescate sino para la prevención".

Por su parte, el vicepresidente de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), Manolo Bara, este es un gran día "porque volvemos a cumplir los objetivos de colaborar con aquellos que nos asisten y atienden" en relación a la Guardia Civil.

Sobre el papel de los guardas de los refugios de montaña, ha destacado "las atenciones que prestan cuando practicamos el deporte en la montaña". El hecho de que hayan donado esta cantidad de material de seguridad a los Greim, "servirá para que cuando necesiten sacarnos puedan hacerlo antes y en mejores condiciones de seguridad", y a que su vez, "para que los montañeros puedan ganar en seguridad en los accesos a picos o crestas".

También el teniente coronel y jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, Francisco Pulido, ha subrayado que esta colaboración institucional público-privada, "es un ejemplo más de lo bien que se están realizando las actuaciones en Aragón".

Por ello, se ha referido a que el objetivo de la Benemérita "es servir al ciudadano e invertir en seguridad es mejorar la capacidad de nuestra personal especialista para poder prestar el auxilio al ciudadano que lo demanda en aquellos lugares donde las condiciones orográficas y climáticas son adversas".

MUCHOS RESCATES EN BARRANCOS

La temporada de rescates ha comenzado con una gran actividad en barrancos, tras las intervenciones del pasado fin de semana. "Esta es la época de más actividad ya que en agosto generalmente los barrancos bajan con menos agua y al final no se realizan, hay menos gente y por tanto menos rescates", ha comentado Santiago Gómez.

Sobre el estado actual, indica "que la gente ha empezado con muchas ganas y esperamos que se estabilice la actividad poco a poco y no tengamos más trabajo que otros veranos". Aunque ha matizado, que las unidades de montaña de la Benemérita realizan el mayor número de rescates entre los meses de julio y agosto.

MATERIAL DONADO

Entre el material donado a la Guardia Civil de montaña, figuran desde cabeceras para barrancos con sus anillas para mejorar los rápeles más deteriorados. "Son instalaciones de acero inoxidable que son de lo mejor que hay en el mercado", ha descrito.

También se mejorarán instalaciones en senderos más complicados como el pico Palas o Balaitús, así como en las grandes paredes como el tozal del Mallo o el Gallinero, en Ordesa, con vías fijas de rápel para facilitar un rescate en rápel en pared. Al final, son elementos "que nos dan mucha seguridad tanto para nosotros como para el accidentado".

Etiquetas