Aragón

ALTO ARAGÓN - EDUCACIÓN

Acuerdo para realizar mejoras en 22 colegios de la provincia de Huesca

El Gobierno de Aragón autoriza el convenio a firmar con la Diputación de Huesca

CCOO y CGT denuncian que no habrá seguridad en la vuelta a las aulas
CCOO y CGT denuncian que no habrá seguridad en la vuelta a las aulas
E.P.

HUESCA.- El Consejo de Gobierno autorizó, en su reunión de este jueves, la firma de un convenio de colaboración con la Diputación Provincial de Huesca (DPH) para la gestión conjunta de obras de reforma, mejora y sustitución en colegios públicos del Alto Aragón. En su conjunto, se harán 22 actuaciones en los colegios de Albalate de Cinca, Almudévar, Almunia de San Juan, Ansó, Azanuy, Benabarre, Binaced, Binéfar, Bolea, Broto, Candasnos, Castejón de Monegros, Chalamera, Esplús, Jaca, Ontiñena, Peñalba, Sabiñánigo, San Esteban de Litera, Tardienta, Velilla de Cinca y Villanúa.

Además de con la Diputación de Huesca, el Consejo de Gobierno acordó la celebración de otro convenio con el mismo objetivo con la Diputación Provincial de Teruel.

Estos convenios se han venido suscribiendo en los últimos años con una aportación de 200.000 euros por parte de cada institución provincial. Sin embargo, en el presente ejercicio, este montante asciende hasta los 300.000, lo que supondrá 1,2 millones de euros en 2020 para realizar 22 actuaciones en Huesca y 103 en Teruel.

Entre otras, se contempla la adecuación de espacios, el acondicionamientos de aseos, arreglos en patios, actuaciones en techos, en carpintería o tejados, así como trabajos de cerramientos o de colocación de persianas.

Fuentes del Departamento de Educación expresaron este jueves el "firme compromiso" con la escuela rural y recordaron que, desde la legislatura pasada, se mantiene en cuatro alumnos la ratio mínima para que los centros permanezcan abiertos, aunque los casos en los que hay tres escolares se estudian con las familias y los ayuntamientos, "lo que permite que la mayoría de estas escuelas también se mantengan abiertas".

Así, añaden las mismas fuentes, este año están abiertas un total de 40 escuelas que de otra forma estaban abocadas al cierre, un número que se elevó hasta los 100 centros durante la legislatura pasada. Además de mantener estos colegios abiertos, el Gobierno de Aragón financia este curso el profesorado de unas 200 escuelas infantiles (periodo de 0 a 3 años), con una inversión de casi 10 millones de euros. De esta manera, Educación se hace cargo de los gastos de personal de estos centros, situados en 152 municipios distintos de las tres provincias y en los que inician su etapa escolar más de 5.500 menores.

Otras medidas que se han puesto en marcha para ayudar al alumnado de los núcleos menos habitados ha sido el incremento de la oferta de FP y la extensión de las aulas de 2 años fuera de las tres capitales, así como el plan de estabilización del profesorado que permite a los interinos mantenerse durante tres años en el mismo centro, lo que redunda en un seguimiento de los programas educativos y una mayor estabilidad de las plantillas en estos centros.

La DGA considera que esta política ayuda a la vertebración del territorio y es básica en la lucha contra la despoblación. En las escuelas rurales de la Comunidad estudia el 17% del alumnado, y a ellas se destina el 31% del presupuesto del Departamento. Para su potenciación, se creó hace dos años un Observatorio de la Escuela Rural, que recoge y difunde buenas prácticas, ya que estos centros son incubadoras de innovación que en ocasiones se trasladan con éxito al mundo urbano.

Etiquetas