Aragón

ALTO ARAGÓN - COLABORA: DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Una decena de nuevas familias en cinco años y una escuela infantil en Abiego

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Una decena de nuevas familias en cinco años y una escuela infantil en Abiego
Una decena de nuevas familias en cinco años y una escuela infantil en Abiego
Á.H.

HUESCA.- ¿Qué tiene Abiego que quien llega se queda? Diez o doce familias se han instalado en los últimos cinco años en esta población del Somontano a las puertas del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara. Los últimos en llegar han sido Virginia Cartiel y William Wilson, una pareja procedente de Zaragoza con un bebé de 22 meses, que van a construirse una casa. Gente con raíces en la localidad que deciden volver u otros que se enamoran en cuanto lo pisan son los nuevos vecinos de este pueblo de unos 180 habitantes que estrenó en enero su casa canguro con cinco niños. Este es el mejor indicativo.

La pregunta, en parte retórica, se la hace la alcaldesa, Puri Conte, que se muestra convencida de que el dinamismo es parte de su atractivo. "Todos los pueblos tienen su encanto, pero aquí la gente es emprendedora", resalta tras mencionar que en el pueblo hay dos empresas de alimentación: Repostería del Somontano y Repostería Porta. Ambas generan empleo, igual que la carpintería David Cebollero, además de la actividad agrícola o el turismo rural.

Se muestra convencida de que "si mueves, la gente se mueve". La última iniciativa, impulsada por la pareja recién llegada, ha sido la creación de un grupo de consumo, al que ya se han apuntado unas veinte familias para consumir frutas, hortalizas, huevos... del entorno.

Abiego se encuentra a apenas 4 kilómetros de la autovía A-22 y casi equidistante de Huesca (33 kilómetros) y Barbastro (23 km), adonde se desplazan a trabajar algunos vecinos. Pero no es lo mayoritario, ya que el pueblo tiene actividad económica, centro médico 24 horas, farmacia, piscina, colegio con comedor escolar, centro social... "Tenemos todos los servicios", resalta la alcaldesa como otro de los puntos a favor.

No es fácil encontrar vivienda y ella misma, como promotora privada, construyó seis chalés en 2005 que están todos ocupados. Entonces, no era la alcaldesa, responsabilidad que ejerce desde hace cinco años. Su objetivo en ese momento, y ahora como gestora de lo público, es que haya vivienda para asentar población. Los dos apartamentos municipales ya están ocupados. Los jóvenes, comenta, prefieren adquirir un terreno que comprar una vieja. Recientemente, han actuado de oficio para derribar una casa en ruinas porque se muestra convencida de que hay que actuar para facilitar el acceso.

Etiquetas