Aragón

INFRAESTRUCTURAS

Adjudicadas las obras de la A-68 entre El Burgo y Fuentes

El Ministerio de Transportes otorga el contrato por 62,1 millones de euros

Adjudicadas las obras de la A-68 entre El Burgo y Fuentes
Adjudicadas las obras de la A-68 entre El Burgo y Fuentes
G.M.

ZARAGOZA.- El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha adjudicado el contrato de obras de la autovía A-68 en el tramo entre El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro (Zaragoza), por un importe de 62,1 millones de euros.

Gracias a las obras, informa el ministerio en una nota de prensa, se duplicará la calzada de este tramo de la Nacional-232, correspondiente a las variantes de El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro y del tramo de esta carretera convencional que une ambas poblaciones, para su conversión en un nuevo tramo de la Autovía del Ebro (A-68).

El nuevo tramo, de 18,7 kilómetros comprendido entre los kilómetros 206 y 224 de la carretera N-232 (Vinaròs-Santander), dará continuidad a la A-68 ya existente en servicio entre Zaragoza (Z-40) y El Burgo de Ebro. La sección transversal propuesta para el tramo de autovía consta de dos calzadas, con dos carriles de 3,5 metros cada una, arcenes exteriores de 2,5 metros, arcenes interiores de 1,50 metros y mediana variable.

Se incluye además la remodelación de 5 enlaces actuales en la N-232 y la construcción de un total de 19 estructuras, entre las que se cuentan 13 pasos inferiores, un paso superior, un paso sobre el río Ginel y una losa sobre una acequia, así como la adaptación de un paso sobre la línea ferroviaria convencional Madrid-Barcelona y de dos pasos sobre el Canal Imperial de Aragón. Además, se ejecutarán cinco tramos de muro de contención.

Las intersecciones a nivel deberán eliminarse, con la consiguiente reordenación de accesos. En el proyecto se ha previsto dotar de un nuevo acceso a los polígonos de El Espartal I y El Espartal II, mediante sendos viales que conectan en el actual enlace de El Burgo Este.

El corredor del valle del Ebro constituye la vía natural para el transporte por carretera desde el Mediterráneo hacia la cornisa Cantábrica, por lo que la conversión en autovía de la carretera N-232 constituye "una actuación indispensable para aumentar la capacidad y mejorar la seguridad vial en un itinerario con gran intensidad de tráfico de vehículos pesados", apuntan desde el ministerio.

Etiquetas