Aragón

ENOLOGÍA

Vendimia de calidad y con más cantidad en Bal Minuta

La lluvia obligó a concentrar la recolección en una semana

Vendimia de calidad y con más cantidad en Bal Minuta
Vendimia de calidad y con más cantidad en Bal Minuta
L.C.

SABIÑÁNIGO.- Bodegas Bal Minuta ha terminado la vendimia, y sus propietarios, Pilar Gracia y Ernest Guasch, están contentos con el resultado. Según explican, este ha sido un año "raro porque nos pilló mucha lluvia en medio del proceso de maduración y esto nos obligó a cogerlo todo la última semana de septiembre. La mayoría ya estaba a punto, había alguna cosa que se hubiera podido dejar más días de maduración, pero no pudo ser porque sabíamos que venían días de agua". Además, "desde que tenemos aquí la constancia de vendimias nunca hemos tenido que correr, siempre la recogida ha sido tranquila porque tenemos distintas variedades, pero este año hemos tenido que volar por el motivo de las lluvias. Esto también ha sido más práctico porque lo hemos recogido todo de golpe y esta fermentando a la vez".

Asimismo, apuntan que la primera fermentación "ya está prácticamente terminada y antes de que llegue el frío, con lo cual también el trabajo en bodega ha sido mucho mas cómodo al venir todo de golpe; ha sido mas caótico pero mas cómodo y más rápido".

Los primeros mostos los tienen ya fermentados "y están quedando muy buenos, nos está gustando mucho. Además, ésta es una añada un poco más fresca, se nota en los aromas, en boca. Todos los vinos que están saliendo tienen muy buena pinta, así que contentos".

Bodegas Bal Minuta tiene plantaciones principalmente en Barbenuta, en el municipio de Biescas y comarca del Alto Gállego. "La calidad es muy parecida a las otras dos añadas anteriores, muy bien. Y en cuanto a cantidad, ha salido un poco más, así que contentos porque la relación calidad/cantidad ha sido incluso mejor que otros años", remarcan Pilar Gracia y Ernest Guasch.

VINO DE HIELO

Este año, Bodegas Bal Minuta no ha dado por concluida la vendimia porque han dejado una partida con la que quieren hacer una prueba de "ice wine", vino de hielo.

"Como teníamos más producción que otros años, hemos dejado en la planta una parte de las variedades de uva riesling y chardonnay para que se deshidrate, y en noviembre o cuando haya una noche de una gran bajada de temperatura, de entre menos 5 y menos 7 grados, iremos a vendimiarla a eso de las cinco de la mañana, cuando hace mas frío. Se trata de cogerla congelada para prensarla después, y sacaremos un vino bastante dulce, concentrado en aromas y en azúcares. Vamos a hacer la prueba, no sabemos cómo va a salir, ni cuántas botellas, porque los rendimientos en este tipo de vinos son muy bajos, pero bueno, es una prueba que nos apetece hacer".

De cara al mes de diciembre sacarán al mercado el cava de 2018, "que promete mucho", aseguran.

Etiquetas