Aragón

ALTO ARAGÓN - MEDIO AMBIENTE

Novales defiende hacer sostenibles las explotaciones de porcino

La orden autonómica permitirá una reducción de los nitratos en un 30 %

Educación y el Clúster del Porcino colaborarán en la formación mano de obra
Educación y el Clúster del Porcino colaborarán en la formación mano de obra
D.A.

HUESCA.- El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria, Enrique Novales, considera fundamental para el desarrollo del sector del porcino en Aragón que éste cumpla de manera estricta la normativa medioambiental, tal y como exige la Unión Europea y demandan los países que son principales clientes en el mercado internacional. Así lo defendió durante la comparecencia en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, que traía causa de la petición de PP para informar sobre el proyecto de orden por el que se modifican y designan las zonas vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias.

Novales aseguró ser "muy consciente" de la mano de obra y la población que asienta el sector porcino en el medio rural, pero explicó que ese empeño por "hacer compatible" su desarrollo con el respeto al medio ambiente atiende especialmente a las exigencias que llegan desde la normativa comunitaria, pero también de los países que son los principales clientes en el mercado internacional. "Países como China o Corea vienen a hacernos auditorías y su interés siempre se centra en cómo gestionamos la sanidad y el medio ambiente", comentó. En ese sentido, advirtió de que ciertos colectivos en contra de la ganadería intensiva esperan a ver cómo se regula la cuestión del nitrógeno para comprobar la rigurosidad del sector.

El director general justificó el desarrollo de la orden sobre la contaminación por nitratos después de que Europa "nos sacase los colores" y explicó que la consideración de zona vulnerable comenzó por el regadío y no contempló el secano, pero posteriormente se vieron obligados a considerar el municipio entero. En cuanto a las tablas de nitrógeno, Novales distinguió entre aquellos que gestionan el purín en un centro gestor y los que se autogestionan, un colectivo para el que el Decreto de ordenamiento del porcino contemplaba la alternativa de que Aragón desarrollase una normativa propia o se acogiese a las tablas estatales. "Hemos optado por esta orden que está en proceso y que supondrá una reducción de los nitratos en un treinta por ciento por la mejora genética, la mejor conversión y la optimización de la proteína, pero no para poner más granjas, sino para desaturar las zonas que tenemos saturadas", advirtió.

El diputado popular Antonio Romero aseguró que agricultores y ganaderos son los primeros que quieren hacer compatibles sus explotaciones con el medio ambiente, pero se enfrentan a una "maraña normativa" que dificulta su labor. En ese sentido, preguntó por qué no se actualizan las tablas de nitrógeno si la producción de estiércoles es menor a lo que dicen esos baremos, por qué la nueva orden no tiene en cuenta las dobles cosechas, "que exigen una mayor fertilización", ni tiene en cuenta los terrenos de barbecho y por qué no se contempla en la contaminación el abono mineral.

Silvia Gimeno (PSOE) señaló la trascendencia de controlar la contaminación de aguas superficiales por nitratos mediante una normativa "exigente", pero que no asfixie a agricultores y ganaderos.

Etiquetas