Aragón

ALTO ARAGÓN - OJO AVIZOR

Vialidad invernal y el reto del acceso y la seguridad en altura

La DPH y los Parques de Protección Civil de las comarcas colaboran en impedir que la nieve suponga un problema para los núcleos de población de la zona pirenaica

Vialidad invernal y el reto del acceso y la seguridad en altura
Vialidad invernal y el reto del acceso y la seguridad en altura
S.P.

HUESCA.- La Diputación Provincial de Huesca pone en marcha el Plan de Vialidad Invernal de 2020, dotado con más de 800.000 euros.

Esta temporada invernal, unas 650 poblaciones de la provincia que solo tienen un único acceso por carretera, bien sea local o provincial, contarán con el apoyo de la Diputación Provincial y de los Parques de Protección Civil de las comarcas para asegurar las condiciones de circulación en estas vías durante los próximos meses. De estos 650 núcleos de población, 92 se encuentran entre los 800 y los 1.700 metros de altitud, lugares donde la nieve es habitual en la recta final del otoño, durante todo el invierno y parte de la primavera.

El presupuesto de este año para el Plan de Vialidad Invernal está dotado con un total de 811.272 euros. Este presupuesto se destina a 3 tipos de actuación: 394.000 euros corresponden al suministro de sal a las comarcas que lo solicitan, 200.000 euros irán dirigidos a subvencionar gastos de explotación de los entes comarcales relacionados con la vialidad invernal, y finalmente estas administraciones recibirán otros 217.272 euros para inversiones como vehículos, cuñas o silos de almacenaje de sal.

Para garantizar la seguridad en la circulación por estas vías locales y provinciales, el operativo cuenta con maquinaria destinada a la limpieza de nieve y hielo.

Las presidentas comarcales del Alto Gállego, Lourdes Arruebo, y de La Jacetania, Montse Castán, y los presidentes de la Ribagorza, Marcel Iglesias, y del Sobrarbe, José Manuel Bielsa, se congratulan por esta inyección económica que reciben de la institución provincial.

Lourdes Arruebo argumenta que estos convenios que firman con la Diputación "son muy importantes porque conseguimos sumar medios y recursos para el caso de nevadas poder actuar desde el territorio mucho más rápido, con más celeridad y con más eficacia".

Apunta que tienen dos convenios, "por un lado uno de 30.000 euros que nos cubre el gasto corriente de lo que nos supone el mantenimiento y la limpieza de nieve en los 220 kilómetros que tenemos que atender en nuestra comarca, son carreteras de titularidad municipal o de Diputación Provincial. Y otro convenio para material relacionado con el servicio del plan de vialidad, con el que compramos cambios de cuchillas para los quitanieves, ruedas de nieve, etc. Esto nos permite tener el material en perfecto estado y en condiciones". Los municipios de esta comarca se encuentran a una altura desde los 650 a los 1300 metros. "Actuamos con los medios que tenemos en comarca, más los que disponen algunos ayuntamientos sobre todo de la parte alta. Activamos el plan el 1 de diciembre y hasta el mes de abril, y si es necesario lo adelantamos como ocurrió el año pasado que se puso en marcha el 15 de noviembre".

Montse Castán explica que con las características de la comarca que preside, el plan lo gestionan con recursos propios tanto materiales como humanos. "Es muy necesaria esa aportación económica que todos los años hace la Diputación Provincial para proveernos, y renovar sobre todo los materiales como suelen ser las cuñas, los saleros... Gracias a esa aportación podemos renovar el parque de vehículos y de materiales. Con ello nos equipamos perfectamente para todo la idiosincrasia de las carreteras". Indica que el personal, los conductores principalmente de la propia comarca, "son quienes con esos medios pueden llegar a todos los rincones, y gracias a eso, nuestra intervención es muy rápida y muy eficaz". Tal y como lo tienen organizado, "con personal y medios propios, gracias a la Diputación Provincial, llegamos a todos los rincones, nunca nos quedamos incomunicados. Y gracias también a la labor del técnico coordinador de servicios externos de la propia comarca y del personal que disponemos que son conductores que se complementan, es decir, siempre han complementado lo que es la recogida de basuras con la limpieza de vialidad invernal, se hace muy bien".

Para Marcel Iglesias el modelo de servicio que tienen establecido, "es un modelo que va bien porque la Diputación financia con bastante dinero que nosotros utilizamos para lo que sería la adquisición de medios materiales y la sal, los recambios de las máquinas... Y nos va bien porque tenemos una capacidad de gestionar mas desde la cercanía, conocemos mejor esas carreteras que lo que podría ser hacerlo con una gran contrata, y también de alguna manera generamos empleos más cercanos dentro el propio territorio". Señala que habrá que modificar algunas cuestiones "porque hasta ahora había alguna parte de la vialidad invernal que se daba a través del servicio de bomberos y como este servicio va a pasar a la Diputación esa parte la vamos a asumir directamente desde la comarca".

También incide en que algunos ayuntamientos tienen medios materiales y ellos se hacen la limpieza. "Nosotros tenemos una comarca que es muy extensa, con muchas carreteras locales y muchas que están a mucha altura, y pensamos que lo mejor es que este plan se preste desde la propia cercanía de la zona. Nosotros lo tenemos preparado para activarlo entre el 1 y el 15 noviembre".

Por su parte, José Manuel Bielsa argumenta que el dinero que reciben de la Diputación Provincial lo utilizan en material y mantenimiento. "La comarca del Sobrarbe como es tan amplia y tan diversa, y dispersa también, el tema de la vialidad invernal es complejo y muy variado. Tenemos, por ejemplo, la mancomunidad del Valle de Chistau con quienes hacemos un convenio y hay otros ayuntamientos que se limpian la carretera con sus propios medios y personal, y en otros valles lo hacemos desde la propia comarca o contratamos alguna empresa. Es una fórmula bastante compleja pero intentamos adaptarnos a las características de cada ayuntamiento y también de las circunstancias para intentar dar la mejor solución posible". Bielsa considera que toda la inversión y apoyo de la Diputación "es fundamental para intentar mantener las carreteras limpias". Desde comarca redistribuyen y organizan el dinero y el equipamiento, "para dar el mejor servicio posible".

Dice que tienen el material y los equipos preparados. "El año pasado en noviembre ya nevó e hizo frío y hubo que empezar a echar sal y a limpiar, este año va un poco más retrasado pero ya estamos preparados y un poco a la expectativa viendo cómo va la meteorología".

Desde 1980, la institución provincial viene desarrollando este Plan de Vialidad Invernal para atender y mantener, junto a los Parques de Protección Civil del territorio, las carreteras locales y provinciales durante los meses en los que la climatología se complica.

Además de la limpieza de carreteras, se actúa en la señalización de las mismas, en la prevención de la producción de hielo y en la extensión de fundentes cuando es necesario.

Desde la Diputación Provincial, al margen de esta época en la que la climatología complica la seguridad en la circulación por algunas vías altoaragonesas, lleva a cabo durante todo el año diferentes obras en carreteras de su titularidad y en aquellas cuya conservación y mantenimiento ha sido delegada por los ayuntamientos a la institución.

Entre unas y otras suman casi 1.500 kilómetros, en los que cada año se invierten 1.200.000 euros. Además de la renovación de pavimento, limpieza de cunetas u operaciones de seguridad vial y señalización, se realizan trabajos para el ensanche de curvas peligrosas o de vías estrechas, o el asfaltado de pistas para el acceso a pequeños núcleos de población. "El Alto Aragón tiene una geografía variada que condiciona la dispersión de la población, pero solo mejorando la seguridad en las carreteras y los accesos a los núcleos de población se puede impulsar el desarrollo de nuestro territorio", indican fuentes de la Diputación Provincial.

Etiquetas