Aragón

TURISMO EN EL ALTO ARAGÓN

Tímido repunte de visitas en un puente marcado por las restricciones covid

Las limitaciones de movilidad impiden al sector hostelero registrar la afluencia de otros años

Tímido repunte de visitas en un puente marcado por las restricciones covid
Tímido repunte de visitas en un puente marcado por las restricciones covid
S. E.

HUESCA.- La actividad turística en la provincia apenas ha experimentado un leve repunte por el levantamiento de las restricciones de movilidad en la capital oscense esta semana. Una situación sin precedentes que ocasiona una gran preocupación en alojamientos y empresarios hosteleros en esta temporada.

En la Jacetania, "los alojamientos se encuentran prácticamente cerrados en su totalidad", como explica el director-gerente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), Ángel Bandrés, lamentando que "la evolución de la Covid-19 no permite movimientos entre las provincias o regiones que generan un flujo de visitantes".

"No se recuerda una situación como la de este inicio de temporada", viéndose muy perjudicadas tanto las estaciones de Candanchú y Astún, "principales motores económicos", como los establecimientos del sector turístico, que "se muestran ya muy debilitados y temen por la pérdida de la temporada si se abre después de Reyes, ya que un tercio de la facturación se produce en diciembre".

"La incertidumbre y la capacidad de improvisación de los empresarios de la nieve, el alojamiento y la restauración permitiría una apertura de cara a Navidad, pero por ahora las previsiones son desastrosas", concluye Ángel Bandrés.

El que estos días los vecinos de la ciudad de Huesca puedan moverse por la provincia, no se está notando demasiado en la comarca del Alto Gállego en lo que es el inicio de un atípico puente de la Constitución y la Inmaculada marcado por la Covid.

Anabel Costas, vicepresidenta de Hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo, dice que no se puede comparar con el puente del año pasado "por las circunstancias que estamos viviendo. Este está siendo un puente muy flojo, sabiendo que solo pueden venir de Huesca y provincia, pero sí que tenemos que estar muy agradecidos a la gente que se ha desplazado hasta aquí a pesar de que el tiempo tampoco está acompañando. Quienes están viniendo estos días, nos dicen que solo quieren desconectar sin salir del hotel, disfrutar de la chimenea y del spa".

El parque de Lacuniacha recibió más visitantes el fin de semana pasado que este puente. Ayer abrió la tirolina Valle de Tena. Aunque se nota más animación, sobre todo en el valle de Benasque, Ribagorza vive un puente de diciembre muy tranquilo, con casi todos los establecimientos turísticos cerrados y pocos visitantes.

Desde la Oficina de Turismo de Benasque, que estrenaba esta semana su nueva ubicación en el Palacio de los Condes de Ribagorza, constataron ese aumento de visitantes, simbólico respecto a otros años por estas fechas.

Al estar prácticamente todos los hoteles cerrados, casi todos son de segundas residencias o de un día y de zonas próximas. Aún así, las pocas terrazas abiertas estuvieron animadas en esta primera jornada de puente.

En la Oficina de Turismo de Graus, no esperaban mucha animación por la restricción de la movilidad a la provincia y tan solo se registraron unos pocos visitantes. Lo mismo ocurrió en la de Benabarre, donde hubo llamadas de gente de la zona para visitar atractivos como el castillo, pero el puente, dijeron, "está flojo".

En la comarca del Sobrarbe, se notó algo más de movimiento de vehículos como en la villa medieval de Aínsa pero sin ser llamativo su volumen, explica su alcalde Enrique Pueyo.

La presidenta de la Asociación Empresarial Turística de la Comarca de Sobrarbe, Paz Agraz, indicó que el movimiento "es perceptible después del mes de noviembre pero evidentemente nada que ver para lo que estamos habituados en un puente de estas características".

Los paseos en la naturaleza, o tomar algo en terrazas, deporte o visitas culturales a diferentes atractivos patrimoniales fueron las actividades más realizadas. "Sería muy positivo algo más de movimiento después de Navidad y poder empezar a remontar con un actividad normal al final de invierno una vez controlada la pandemia", añadió Agraz.

Etiquetas