Aragón

ALTO ARAGÓN - GANADERÍA

El sector ganadero de la provincia, muy afectado por la crisis de la covid

El informe de Asaja recoge que el cierre de Horeca supuso el hundimiento del mercado y la caída de precios

El sector ganadero de la provincia, muy afectado por la crisis de la covid
El sector ganadero de la provincia, muy afectado por la crisis de la covid
D.A.

HUESCA.- La ganadería y la agricultura son dos sectores que tampoco han salido ilesos de las consecuencias de la crisis sanitaria.

Esto es que lo que se demuestra en el informe que resume la actividad agrícola y ganadera del año 2020 realizado por la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Huesca.

En lo que respecta al cereal de invierno, Asaja informa de que durante esta campaña se ha mantenido la tendencia de las anteriores, con aumento de la superficies sembradas de cebada y trigo blando, mientras que ha habido un ligero descenso en el caso del trigo duro.

Sin embargo, en toda la provincia han sido habituales los problemas fisiosanitarios causados por hongos y enfermedades, así como las malas hierbas, provocando de esta forma reducción en los rendimientos. Pese a ello, desde Asaja consideran la cosecha de este cereal en la provincia de Huesca como "excepcional", si bien desigual en diversas zonas.

Para Asaja, el rendimiento del cereal de primavera ha sido bueno, tanto en las primeras como en las segundas cosechas, y las dobles cosechas mantienen su importancia en la provincia, lo que exige una gran especialización.

En cuanto a los cultivos industriales y las proteaginosas -maíz, colza y guisantes respectivamente-, han tenido un ligero descenso en la provincia.

La misma tendencia ha registrado el arroz, que está manteniendo niveles bajos de siembra en las últimas cuatro campañas.

La alfalfa también ha sufrido un inicio de campaña complicado, debido a las lluvias primaverales que echaron por tierra la calidad de los dos primeros cortes, manifiestan desde Asaja, a lo que se le añadieron los problemas de logística generados por la pandemia.

La crisis sanitaria también afectó a la campaña de la fruta dulce, ya que el sector tuvo que adaptarse a las nuevas medidas de seguridad laboral y de distanciamiento, y del mismo modo, la covid-19 afectó a la campaña de la vid.

En cuanto a los frutos secos, Aragón se consolida como productor nacional, pero lamentan desde Asaja que "los precios continúan su trayectoria descendente".

Así mismo, el cierre del canal Horeca derivado de la crisis sanitaria, ha afectado en gran medida tanto a la ganadería extensiva como a la intensiva, ya que la cancelación de celebraciones familiares provocó el hundimiento del mercado y la caída de precios en el sector ovino, aunque se ha ido recuperando a lo largo del verano y del otoño.

Una situación similar ha sufrido la vaca nodriza, quien ya empezó el año con precios de venta de terneros pasteros inferiores al de otros años, mientras que el sector del porcino ha mantenido su exportación estable a pesar de que el consumo interior ha disminuido.

Del mismo modo, el vacuno de cebo también se inició con precios bajos que terminaron de hundirse con el inicio de la pandemia.

En lo que respecta al agua, señala Asaja que la disponibilidad ha sido buena, pero reivindican más capacidad de almacenamiento en los sistemas regables.

Etiquetas