Aragón

ALTO ARAGÓN - CRISIS DEL CORONAVIRUS

El año comienza con poquísimos turistas en las comarcas pirenaicas

El confinamiento provincial reduce a mínimos históricos la afluencia

El año comienza con poquísimos turistas en las comarcas pirenaicas
El año comienza con poquísimos turistas en las comarcas pirenaicas
R.G.

SABIÑÁNIGO/GRAUS/JACA.- El inicio de año comenzó de forma muy desangelada en los principales puntos turísticos de la provincia debido a las restricciones de movilidad.

Muy escasas reservas en este puente de Nochevieja y Año Nuevo en los hoteles de la Comarca del Alto Gállego. Solo están abiertos los hoteles pequeños, los más familiares. Los grandes a pie de pistas o el complejo del balneario de Panticosa se encuentran cerrados a la espera de conocer las restricciones a partir del próximo día 12. También en las casas rurales han sido escasas las reservas para estos días y las segundas residencias en general, se mantienen cerradas.

Ahora las miras están puestas en la apertura de las estaciones de Aramon Formigal Panticosa en este mes de enero, aunque los hosteleros ya dan por perdida la temporada invernal.

Y en La Ribagorza, con muchos establecimientos cerrados y una ocupación mínima en los pocos que están abiertos, la comarca presentaba este viernes un panorama tan triste como inusual en estas fechas. Las nevadas caídas en los últimos días dieron paso a una jornada soleada coincidiendo con el inicio del año, por lo que no se registraron problemas en la red viaria.

El presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), José María Ciria, lamentó la situación del sector, insólita para estas fechas normalmente de altísima afluencia. "La mayoría de hoteles grandes están cerrados y los pocos abiertos tienen una ocupación mínima que no supera el 10 ó el 15 por ciento", precisó Ciria.

Las limitaciones a la movilidad son, junto al cierre de la estación de Aramón Cerler, las causas de esta situación. "Si no dejan entrar ni a la gente de Zaragoza, solo con la provincia, no podemos hacer gran cosa. Ahora, en los días grandes, estamos bajo mínimos, pero muchos días no hay nadie", apuntó.

Las calles de Benasque amanecieron este viernes radiantes, aunque vacías y tan solo algunos niños jugaban con sus trineos en la nieve. El único punto del valle en funcionamiento es el espacio nórdico de Llanos del Hospital, donde se disfruta de excelentes condiciones de nieve, con 11 kilómetros de dominio esquiable y espesores de entre 40 y 70 centímetros de espesor de nieve.

JACETANIA

"Están siendo unas Navidades tranquilas. No hay mucha asistencia de esquiadores por las restricciones de movilidad", explicó el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA) y alcalde de Villanúa, Luis Terrén, que agregó que "estos últimos días sube algo la afluencia, pero aun así están siendo unos días tranquilos" y es una pena, porque "nieve hay".

La decisión del Gobierno de Aragón de mantener cerradas las provincias repercute directamente en todo el sector turístico, desde bares y restaurantes hasta comercios o gasolineras Algunos negocios "han facturado en 2020 un 75 % menos que el año anterior" y esas cifras "son muy extrapolables" a un buen número de establecimientos de Canfranc Estación, Villanúa o Jaca.

Por el momento, la previsión es levantar los cierres perimetrales de Aragón y sus provincias el día 12 de enero. "La pandemia nos ha enseñado a ir día a día y no hacernos ilusiones", aseguró Luis Terrén, que mantiene la esperanza de que la situación sanitaria "permita aumentar la movilidad y que pueda abrir Candanchú, completando todo el dominio esquiable del valle, para tener un invierno más normal".

Astún, que abrió el día 23 de diciembre y continúa siendo la única estación operativa en el Pirineo oscense, recibió este viernes una afluencia moderada, dentro de los registros esperados para el día de Año Nuevo, teniendo en cuenta las restricciones de movilidad y sabiendo que el 90 % de su clientela procede de otras zonas, especialmente País Vasco, Navarra, Zaragoza o Madrid.

Las últimas nevadas permitieron mejorar ligeramente el dominio esquiable, que alcanzó los 26,5 kilómetros, con espesores de 80 a 110 centímetros. Para este sábado, el segundo de la temporada, está previsto abrir 27,5 kilómetros en el horario habitual de 9 a 16.30, con la excepción de la zona de Canal Roya, que abrirá hasta las 13.30 horas.

Etiquetas