Aragón

ALTO ARAGÓN - CORONAVIRUS

La Hostelería del Pirineo, Somontano y Cinca Medio, la más perjudicada por la covid

Huesca es la provincia aragonesa más perjudicada, seguida de Teruel y Zaragoza

Comercio y hostelería convocan este sábado una cacerolada en Huesca ante las nuevas restricciones por la covid
Comercio y hostelería convocan este sábado una cacerolada en Huesca ante las nuevas restricciones por la covid
P.S.

ZARAGOZA.- Las cuatro comarcas pirenaicas, junto al Somontano y el Cinca Medio, todas ellas en Huesca, son las más perjudicadas en el impacto que la covid-19 y las restricciones adoptadas para frenarlo han tenido en el sector de la hostelería en Aragón, donde la actividad económica ha caído una media del 50 % y se han perdido 160 millones entre beneficios y costes fijos.

La Litera, Valdejalón y Sierra de Albaracín, por el contrario, son las comarcas menos perjudicadas, aunque también muy afectadas, de un sector del que viven directa o indirectamente 40.000 personas en la Comunidad, según un estudio encargado por el Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio, Industria y Servicios y realizado por el equipo del catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza Marcos Sanso.

El informe, que cuenta con la colaboración de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (CEHTA), ha sido presentado este martes en Zaragoza y se dará a conocer después en las otras dos provincias, y revela entre sus conclusiones que Huesca es la provincia más perjudicada, seguida de Teruel y de Zaragoza, por la pandemia de coronavirus.

Sanso ha explicado que la caída del 50 % de la actividad en hostelería entre marzo y diciembre del pasado año se concreta en un 50 % de caída del empleo; 1.100 millones de facturación, la mitad respecto a 2019 que fue de 2.200; 500 millones de caída en el VAB (el 51 %) y casi 60 millones de euros perdidos en beneficios (50 %).

Estas caídas se reparten de forma "asimétrica" tanto trimestralmente, como geográficamente y sectorialmente y así el segundo trimestre, el del confinamiento duro, es el que presenta más caída y los alojamientos se ven más perjudicados.

El informe ha tenido en cuenta la EPA, el paro y las afiliaciones que divergen "enormemente", según Sanso, por lo que también se han utilizado los ERTE, que no aparecen en los indicadores habituales, y las ayudas por el cese de la actividad de autónomos entre otros datos y coeficientes de facturación, beneficio y valor añadido bruto para poder tener cifras a nivel autonómico, provincial y también comarcal.

El estudio hace prever que el primer semestre de 2021 va a ser similar al cuarto trimestre de 2020 con una caída del 50 % de media y concluye que la situación supone una "asfixia económica para el sector", ya que "no existen datos semejantes de caída en un año en tiempos de paz", son datos "catastróficos", con un quebranto patrimonial importante a las empresas y cada vez mayor abandono de la actividad, lo que conlleva una necesidad de medidas para compensar la situación y facilitar la recuperación.

Sanso ha cifrado en 60 millones la pérdida de beneficios en la hostelería aragonesa por la covid y en 100 millones los gastos fijos soportados sin ingresos, lo que suma 160 millones.

En detalle, en cuanto al empleo perdido el estudio cifra en el 67 % su caída media en el segundo trimestre de 2020, porcentaje que se eleva al 76 % en Huesca y que queda en el 64 % en Zaragoza y Teruel.

En el tercer trimestre la media se sitúa en el 30 %, un 40 % en Huesca; y el cuarto repunta la caída del empleo en la comunidad hasta el 41 %, con un 59 % en Huesca, la provincia más afectada, por delante de Teruel y Zaragoza, y con un promedio de todos los trimestres en Aragón cercado al 50 %.

La afección relativa es mayor en el subsector de alojamientos que en el de comidas y bebidas, con diferencias que en promedio superan los 12 puntos porcentuales.

En cuanto a magnitudes económicas (facturación, VAB y beneficios) las pérdidas suman 1.100 millones, 500 y 60, respectivamente, y se distribuyen en un 60 % para la provincia de Zaragoza, un 30 % para Huesca y un 10 % Teruel en la media y en comidas y bebidas porque en los alojamientos, que caen un 22,13 % y 240 millones, más de la mitad de las pérdidas se producen en Huesca.

En concreto, la caída de la facturación en Aragón es del 50,53 por ciento desde marzo y, por provincias, del 59 % en Huesca; del 48 % en Zaragoza y del 47 % en Teruel; la del VAB del 61 % en Aragón (con el 66,5 en Huesca; el 62 % en Teruel y el 58,8 en Zaragoza) y la pérdida del beneficio se eleva al 55,22 % en la Comunidad con un 65,3 % en Huesca; un 52,22 en Zaragoza y un 45,99 % en Teruel.

Por comarcas, los 1.100 millones de pérdidas en facturación se concentran en la comarca de Zaragoza (569,855 millones), seguida de la Hoya de Huesca (61,882), Jacetania (52,835), La Ribagorza (41,403), Sobarbe (41,157), Alto Gállego (38,655), Comunidad de Calatayud (33,662) y Comunidad de Teruel (33,606).

Entre todas ellas destacan las cuatro comarcas pirenaicas por la pérdida en relación con la población dada la importancia de la especialización en la actividad turística.

Entre los 10 y los 30 millones de pérdidas se encuentran las comarcas de Somontano, Bajo Aragón, Cinca Medio Gúdar-Javalambre, Valdejalón, Bajo CInca, Cinco Villas, Ribera Alta del Ebro y Jiloca.

También en pérdida de VAB se encuentran por encima del 51 % de media en más de 10 puntos porcentuales las cuatro comarcas pirenaicas, Somontano y Cinca Medio y, por debajo, con más de diez puntos La Litera, Sierra de Albarracón y Matarraña.

Y en caída de beneficios superan el 55 % de media en más de 10 puntos porcentuales también las cuatro comarcas pirenaicas y el Cinca Medio, mientas que se encuentran más de 10 puntos por debajo de esa media La Litera, Aranda, Valdejalón o Campo de Belchite.

Etiquetas