Aragón

ENERGÍAS RENOVABLES

Aragón destina 8,7 millones a la rehabilitación energética de edificios

Los beneficiarios de estas ayudas pueden ser propietarios, comunidades, empresas y entidades locales, entre otros

Aragón destina 8,7 millones a la rehabilitación energética de edificios
Aragón destina 8,7 millones a la rehabilitación energética de edificios
G.A.

HUESCA.- El Programa de Rehabilitación Energética de Edificios en Aragón, dotado con un presupuesto de casi 8,7 millones de euros, ha recibido un total de 54 solicitudes de subvención desde su puesta en marcha.

Según informa el Gobierno aragonés, los beneficiarios de estas ayudas, que se canalizan a través del Departamento de Industria, pueden ser propietarios, comunidades o agrupaciones de propietarios, empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios, entidades locales y comunidades de energías renovables.

Las subvenciones se dividen en tres tipologías: a través de la envolvente térmica (cerramientos de edificios), en el uso de energías renovables en las instalaciones térmicas (calefacción, climatización, refrigeración, ventilación y agua caliente sanitaria) y, por último, en la mejora en la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación.

El coste mínimo de la inversión será de 12.000 euros y la cuantía de la ayuda máxima por destinatario y convocatoria será de 500.000 euros para edificios particulares y un millón de euros para el sector público, ayudas, además, a las que se pueden adherir los proyectos de viviendas sociales.

El director general de Energía y Minas, Sergio Breto, explicó las claves del programa durante su participación como ponente en la VII Jornada Cátedra Zaragoza Vivienda de la Universidad de Zaragoza.

Breto incidió en que "en cualquier decisión de planificación o inversión energética se deben contemplar con carácter previo medidas alternativas de eficiencia energética, no sólo en costes sino en oferta y demanda de energía, mediante medidas de ahorro y gestión de la demanda porque, podemos afirmar que sin renovables no hay rehabilitación energética".

Y en este contexto añadió que "la certificación energética es una de las claves del éxito de la eficiencia de los edificios. La eficiencia no existe sin la medición de los consumos reales de energía". En Aragón, sólo el 4 % de las viviendas construidas antes de 1980 cuentan con el indicador de eficiencia energética A, B o C, una cifra que rebasa el 37% en aquellas construidas a partir de 2010.

Etiquetas