Aragón

ALTO ARAGÓN - PLAN REMONTA

Cientos de manifestantes piden en las cuatro comarcas del Pirineo ayudas ante la crisis de su sector turístico

Jaca, Biescas, Aínsa y Castejón de Sos han celebrado en la tarde de este viernes cuatro manifestaciones de manera simultánea

Cientos de manifestantes piden en las cuatro comarcas del Pirineo ayudas ante la crisis de su sector turístico
Cientos de manifestantes piden en las cuatro comarcas del Pirineo ayudas ante la crisis de su sector turístico

HUESCA.- Las cuatro comarcas pirenaicas de Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza han celebrado en la tarde este viernes otras tantas manifestaciones para dejar oír al unísono su preocupación por la grave situación económica que está viviendo su sector turístico y hotelero y clamar medidas que pasan por ayudas directas.

Jaca, Biesca, Aínsa y Castejón de Sos han acogido, a partir de las 18:30 horas, sendas manifestaciones que, de manera simultánea, han reclamado más apoyo a un sector que se está viviendo gravemente perjudicado por las restricciones de movilidad impuesta por la pandemia.

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOS

En Biescas, unos 300 empresarios, autónomos y personal afectado, así como vecinos de la Comarca Alto Gállego se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento de Biescas.

En representación de todos ellos, Belén Vicente, que regenta una casa rural en Yosa de Sobremonte, ha leído el manifiesto que habían preparado los afectados en esta zona y en el que han destacado la unión de las cuatro comarcas del Pirineo: Alto Gállego, Jacetania, Ribagorza y Sobrarbe. "Consideramos importantísima esta unión que nos hace más fuertes, puesto que así nuestro grito llegará mucho más lejos. Demandamos: ayudas económicas urgentes, directas e inmediatas a fondo perdido y con carácter retroactivo, para que nuestras empresas y nuestros trabajadores puedan subsistir. Y flexibilidad de horarios y aforos según incidencia del virus. Esta es nuestra tierra, vamos a defenderla. En el Pirineo queremos vivir". Los concentrados dieron una vuelta a la manzana para acabar de nuevo en la plaza.

CLICA AQUÍ PARA VER UN VÍDEO DE BIESCAS

En Jaca, alrededor de 400 personas han respondido a la llamada de SOS Pirineo y participado en la manifestación con inicio y final en la plaza Biscós.

Antes de la marcha, ha intervenido María José España, del Hotel A Boira, que ha asegurado que el pequeño empresario "lleva meses soportando el peso de medidas desproporcionadas e injustas" y ha alertado de que "los ahorros han desaparecido y en el mejor de los casos, el endeudamiento está alcanzado cotas estratosféricas".

"No apuren más la avalancha. Cuando se inicia, no hay forma de pararla y los resultados pueden ser catastróficos en un territorio y unas gentes tan hechas al entorno, pero tan dependientes del turismo y la segunda residencia", ha afirmado.

Luego, ha tomado la palabra Fran Ponce, del Restaurante La Cadiera, que ha dicho que "en invierno, las estaciones de esquí amparan a tres comarcas, pero si el turismo se cae, la montaña se queda desnuda y nosotros, sin fuerza".

"De las crisis se sale fortalecido y de esta pandemia tenemos que intentar salir con un nuevo modelo de desarrollo basado en nuestros recursos", ha agregado.

"Tenemos que comprender que todos unidos formamos una sociedad pirenaica, en la que empresarios y trabajadores tenemos que ser más competitivos, apostando por la calidad", ha continuado el hostelero, que ha apuntado que "se necesitan ayudas para mantener las puertas abiertas" y ha advertido al Gobierno de Aragón de que "aquí hay 45.000 montañeses que no van a reblar". "Si Teruel existe, el Pirineo insiste", ha concluido.

En Aínsa, los manifestantes se han congregado en el cruce de las carreteras A-138 y N-260, y han realizado una pequeña marcha con interrupciones a la circulación. Pertrechados con trucos y esquilas, se han dejado oír antes de que Alejandro Valencia, propietario de un bar de Aínsa, diera lectura a un manifiesto tras el que se ha guardado un simbólico minuto de silencio por las empresa y trabajadores afectados por la crisis que vive el turismo invernal de montaña.

En el Valle de Benasque, pese a que llevan semanas realizando actos periódicamente, los vecinos han seguido apoyando masivamente la primera manifestación de este mes de febrero celebrada en Castejón de Sos ante una situación cada vez más acuciante.

Tras recorrer la plaza Morera, la Avenida El Ral y las calles Alto Aragón, Roqueta, Pirineos, Juan Carlos I e Iglesia Nueva, Antonio del Valle ha vuelto a ser el encargado de leer el manifiesto que, frente al Ayuntamiento, ha cerrado el acto al que han asistido unas 250 personas.

Ha comenzado lamentando la salida del valle de otra familia en busca de futuro y se ha preguntado: "Cuánto más vamos a tener que soportar para frenar este desamparo y sangrado social".

Ha aludido, a continuación, a la situación económica que se está creando cuando se terminan los ahorros en "un territorio dependiente del turismo y la segunda residencia".

Y ha pedido, entonces, "responsabilidad" a los políticos. "Pagamos nuestros impuestos religiosamente y ahora estando inmersos en la mayor crisis que hemos conocido es cuando tenemos que sentir el apoyo y el empuje con ayudas directas y con una hoja de ruta en la vuelta a la reactivación de la actividad".

El manifiesto ha concluido pidiendo "previsión" para el próximo lustro con "inversión, formación y mucha promoción".

Etiquetas