Aragón

Aragón anuncia un cambio legislativo para las trabajadoras de residencias

El objetivo es mejorar retribuciones y ratios de personal

Fesp UGT Aragón pide más apoyo para trabajadoras de residencias
Fesp UGT Aragón pide más apoyo para trabajadoras de residencias
EFE

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha anunciado una reforma de la ley de ordenación de las entidades de servicios sociales "de manera inmediata", así como del decreto que regula el número de trabajadores que ha de haber en las residencias de personas mayores con el objetivo de mejorar retribuciones y ratios de personal.

Así se ha pronunciado en declaraciones a los medios de comunicación, tras el debate, este jueves, en el pleno de las Cortes de Aragón del dictamen de la comisión especial de estudio para analizar los criterios que deben regir la reestructuración de la red de centros asistenciales de mayores de la comunidad autónoma, así como las medidas y modificaciones legislativas y el estudio de viabilidad de las mismas.

Broto ha considerado una "muestra de madurez, de compromiso y de apuesta por el futuro" el "consenso" logrado entre las ocho fuerzas políticas del Parlamento en este documento, "que, como Gobierno de Aragón, tenemos la obligación de analizar muy bien y tomar medidas para que sea una realidad".

En lo que se refiere a los profesionales que trabajan en las residencias de personas mayores, Broto ha precisado que se aborda en el texto la necesidad de mejorar retribuciones, ratios y formación.

Con esta finalidad, ha anunciado la intención de llevar ante las Cortes de Aragón "de manera urgente" una modificación legislativa y normativa porque los trabajadores, "fundamentalmente, trabajadoras, merecen una mejor retribución y unas mejores condiciones laborales" y "me alegro de que se plantee en este documento, un debate social en el que todos estamos de acuerdo", ha esgrimido la consejera. 

Ámbitos de mejora

Broto ha apuntado, asimismo, que para fijar cuál debe ser la ratio en estos centros se ha de alcanzar un "acuerdo" entre todos los actores implicados en la gestión de los servicios sociales y sobre las retribuciones ha dicho que es preciso mejorar la financiación pública, pero también los convenios de las empresas que gestionan estas residencias.

En concreto, ha dicho que el Gobierno central ha de hacer un "esfuerzo muy grande" para mejorar la financiación. Tras recordar que ha reclamado al Gobierno de España "en numerosas ocasiones" una financiación para la atención a la dependencia "adecuada" ya que éste debería asumir el 50 por ciento, cuando ahora atiende el 15, ha precisado que en 2021 se ha incrementado en 600 millones de euros, de los que 19,3 corresponden a Aragón.

Ha agregado que existe un compromiso para 2022 y 2023 en esta línea, de forma que en tres años se podría disponer de hasta 60 millones de euros, "una cantidad importante", según Broto.

Por otra parte, ha contado que el pasado 30 de abril, en el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, se aprobaron 23 millones de euros para este año para la comunidad autónoma en el marco del plan de transformación y resiliencia, a lo que se suma "que está cuantificada la cantidad que se incrementará y mejorará en los próximos años" para mejorar los centros residenciales con el objetivo de incrementar las plazas y construir algunas residencias.

Además, se contempla subvenciones por valor de tres millones de euros para mejorar los centros residencias municipales y otros tres para entidades o empresas que tiene plazas concertadas con el Gobierno de Aragón, para precisar que en esta comunidad autónoma "la mitad de las plazas para residencias son concertadas". 

Más plazas

Broto ha señalado que el 21,7 por ciento de la población aragonesa es mayor de 65 años y ésta es la segunda comunidad autónoma con un mayor porcentaje de personas mayores de 80 años. Asimismo, en este territorio, el 48 por ciento de las personas con grado de dependencia 3 --grandes dependientes-- están en una residencia y si bien "somos la tercera comunidad autónoma con más plazas por cada 100 personas mayores de 65 años, hay que incrementar el número".

En este sentido, ha comentado que el dictamen plantea la necesidad de mejorar las listas de espera, para lo que se ha de aumentar la oferta de plazas.

Ha añadido que, por su parte, el Gobierno de Aragón tiene previsto impulsar proyectos, con "compromiso presupuestario", para dar otros servicios a los mayores porque, como señala el dictamen, la atención ha de estar centrada en la persona, "que tiene una vida, una historia, unos intereses, unas cosas que hacer y qué contar".

Por eso, además de intentar que quien vive en las residencias "se sienta bien, feliz en esa etapa de su vida, con todo su pasado y su futuro", el dictamen plantea que los cuidados "tienen que ser de proximidad".

Esto supone apostar por que los mayores vivan en su propia casa y reciban apoyo a través de la teleasistencia y de la ayuda a domicilio, con prestación de servicios "desde las propias residencias", constituyéndose en centros "que atiendas a las personas de su entorno", ha expuesto Broto, que ha remarcado que en Aragón muchas de ellas están ubicadas en el mundo rural. 

Comisión

La consejera ha anunciado la creación de una comisión que va a analizar "con rapidez" las 96 medidas que recoge el dictamen, que se analizarán y a se les pondrá un plazo para su desarrollo, tras lo que se dará cuenta a los agentes sociales, centros residenciales y a todas aquellas personas implicadas, así como al Parlamento.

Broto ha subrayado que este documento ha de servir a la sociedad, "y al gobierno en particular, para tomar medidas destinadas a mejorar la asistencia de nuestros mayores en centros residenciales".

Etiquetas