Aragón

SUCESOS

Condenado a 7 años por disparar con una pistola en un bar de marcha de Zaragoza

El acusado contaba con antecedentes por delitos contra la seguridad vial

Un preso de aislamiento agrede a 7 funcionarios en la cárcel de Zuera
Exterior de la cárcel de Zuera
EFE

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a 7 años de prisión a un hombre que en febrero de 2020 entró armado en un bar de marcha de la capital aragonesa y comenzó a disparar, con el resultado de un cliente herido.

El acusado, Pablo F.B., con antecedentes por delitos contra la seguridad vial, ha aceptado este lunes el acuerdo, formalizado previamente por las acusaciones y la defensa, que le condena a 5 años de prisión por un delito de tentativa de homicidio y otro de tenencia ilícita y depósito de armas, ya que en su domicilio almacenaba un arsenal.

En su relato de hechos, el fiscal destaca que sobre las 07.30 horas de la mañana del 9 de febrero de 2020, el procesado abandonó el bar El Cubetazo tras tomar varias consumiciones y quejarse de que le habían robado su cazadora.

Veinte minutos más tarde, el hombre regresó al establecimiento con un revólver y una pistola, ambas de la marca Zoraki, y exigió la devolución de su cazadora al tiempo que esgrimía sus armas ante los alrededor de 30 clientes que se encontraban en su interior.

El ministerio público destaca en su acusación, respaldada por el letrado de la acusación particular, José Cabrejas, que el acusado disparó al falso techo y a la barra del establecimiento, donde apuntó previamente a la propietaria del local para intimidarla.

En ese momento, varios clientes del bar se abalanzaron sobre el procesado para reducirlo, aunque antes de conseguirlo, una de las personas que se encontraban en su interior sufrió una herida superficial en su cabeza por el roce de una bala, aunque se trataba de una zona vital, y le provocó secuelas por estrés postraumático.

Tras su detención, los agentes policiales localizaron en el domicilio del sospechoso una gran cantidad de armas y de munición no autorizadas.

Además de los 7 años de prisión total de la condena, el acuerdo prohíbe al acusado el uso de armas y establece una orden de alejamiento del bar donde ocurrieron los hechos y de la víctima durante un tiempo de 10 años, así como al pago de una indemnización de 25.000 euros por las lesiones y secuelas que le causó.

Etiquetas