Aragón

DEFENSA

El Rey preside la entrega de despachos a nuevos tenientes en Zaragoza

Los seis mejores expedientes académicos fueron condecorados

El Rey junto a Yolanda González Fenoll, del Cuerpo de Intendencia.
El Rey junto a Yolanda González Fenoll, del Cuerpo de Intendencia.
E.Press

Su Majestad el Rey de España, Felipe VI, presidió este viernes, 9 de julio, el acto de entrega de Reales Despachos a los 362 nuevos tenientes del Ejército de Tierra y la Guardia Civil, que han concluido este año sus estudios en la Academia General Militar (AGM) de Zaragoza.

El Rey entregó personalmente los Reales Despachos a los seis cadetes con los mejores expedientes académicos de su promoción, a quienes condecoró.

A continuación, entregaron los Reales Despachos a los restantes miembros de la promoción otras autoridades civiles y militares, entre otros el presidente del Gobierno autonómico, Javier Lambán; el presidente de las Cortes regionales, Javier Sada; la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría; y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

También fueron nombrados tenientes los primeros diez oficiales de la Unidad de Aviación del Ejército de Tierra (Aviet), que pilotarán helicópteros en unidades terrestres.

El general director realizó un discurso en el que animó a los nuevos oficiales a vivir su profesión “de forma intensa” y a aprovechar cualquier ocasión para “aprender y crecer como militares”.

El director de la AGM exigió a los 362 nuevos tenientes que alejen “la soberbia” del ejercicio del mando, que sean siempre “justos y ecuánimes”, exigiendo a cada uno de los suyos “en función de lo que pueda dar” y dándoles lo que precisen, “siempre desde la exquisita cortesía y la humildad que debe caracterizar a un oficial”.

Además, les recomendó que tengan siempre “plena confianza” en sí mismos y que siempre tengan presentes a sus subordinados, a quienes deberán “liderar”.

El general director concluyó con que tienen “la capacidad moral, táctica, técnica y física, así como la formación intelectual necesaria para liderar” a sus soldados y guardias civiles en el cumplimiento del compromiso adquirido, hace varios años, en el juramento que hicieron sobre la bandera de España.

El evento, al que asistió público civil en las gradas, se desarrolló bajo estrictas medidas de contención de la covid-19, de forma que hubo un distanciamiento ampliado tanto entre el público como entre el personal en formación, las localidades para el público estaban numeradas y asignadas nominalmente, todos los presentes utilizaron mascarilla en todo momento y se evitaron las aglomeraciones. 

Etiquetas