Aragón

CORONAVIRUS

Aragón mantendrá el toque de queda en cuatro localidades y vigilará otras

Desde Sanidad aseguran que hay que tener en cuenta las características de la curva y de los contagios.

El Gobierno de Aragón apuesta por aplicar el toque de queda en en las ciudades más afectadas por la covid-19
El toque de queda se mantedrá en Huesca, Monzón, Barbastro y Jaca, aunque se vigilarán otras localidades con altas incidencias
Pablo Segura

A pesar de que la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes a diez días ha bajado de 500 en Huesca, Monzón y Barbastro, Aragón mantendrá por un tiempo la limitación de la movilidad en horario nocturno entre la 1 y las 6 horas en estas tres localidades, a las que se suma Jaca.

Este martes, un día después de conocer que finalmente el Tribunal Supremo ratificaba la Orden de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón del pasado 23 de julio para adoptar estas medidas, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, respondió tras una rueda de prensa que han considerado oportuno mantenerlas durante unos días y valorar diariamente la posibilidad de incluir en esta eventualidad a otras poblaciones.

"Evidentemente, la situación hoy ha cambiado, todas ellas han mejorado, y otras han empeorado, como puede ser Caspe, Tarazona o Calatayud", apuntó Repollés sobre la evolución de la situación epidemiológica desde el 23 de julio hasta este lunes, cuando finalmente se autorizaron las restricciones.

En cualquier caso, recordó que además de los valores cuantitativos, como la incidencia acumulada, hay que tener en cuenta las características de la curva, la velocidad de ascenso, la morfología y de las características en los contagios.

En este sentido, argumentó que las localidades que pueden estar en el "punto de mira" por su incidencia -como Caspe, Tarazona o Calatayud- presentan un avance diferente a la de las cuatro localidades en las que se aplica el toque de queda, cuya curva era "explosiva".

"El ascenso fue muy rápido y muy alto. Luego, estaba en franjas de edad muy bien delimitadas, entre los 14 y los 24 años", describió Repollés, antes de hablar de otras localidades con alta incidencia en las que se observa un ascenso más lento y una morfología diferente.

En concreto, está siendo más ralentizado y en picos de sierra, "con unas incidencias acumuladas que van incrementándose conforme pasan las semanas, pero que no guardan las mismas características que guardaban en estas cuatro localidades".

Eso sí, que no se parezcan, no quiere decir que no vayan a estar "pendientes" de su evolución, ha insistido

Etiquetas