Aragón

MEDIO AMBIENTE

Llevan a Andalucía once milanos reales nacidos en cautividad en Aragón  

Los ejemplares han sido trasladados para reforzar las reducidas poblaciones de esta especie en esta comunidad

Los milanos reales nacidos en cautividad en Aragón reforzarán las reducidas poblaciones de esta especie en Andalucía
Los milanos reales nacidos en cautividad en Aragón reforzarán las reducidas poblaciones de esta especie en Andalucía
G.A.

La colaboración entre las administraciones aragonesa y andaluza hace posible que este año todos los pollos de milano real nacidos en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca (CRFSA), se vayan hasta la Sierra de Cazorla para reforzar las mermadas poblaciones del sur peninsular.

El milano real (Milvus milvus) es una de las especies de aves más amenazadas a nivel nacional. Su población reproductora ha sufrido una fuerte regresión, lo que ha motivado su catalogación como “En peligro de extinción”, y esta situación es más crítica cuanto más al sur de la Península Ibérica. En Aragón, el milano real también ha experimentado un descenso de más del 20% de sus ejemplares reproductores en la última década.

Conscientes de esta situación, hace más de una década Aragón inició de manera pionera la puesta en marcha de un programa de cría en cautividad de la especie en las instalaciones del Centro de Recuperación de la Alfranca, cuyo objetivo es la obtención de ejemplares para su liberación en el medio natural y la elaboración de un protocolo de reproducción de la especie en cautividad.

Por su parte, la situación en Andalucía se considera muy delicada para esta especie, ya que apenas quedan una veintena de parejas reproductoras repartidas sólo en dos núcleos ambos con muy bajo éxito reproductor. El más numeroso localizado en el Parque Nacional de Doñana y su entorno y otro mucho más reducido en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. En este escenario, la viabilidad del milano real en Andalucía se encuentra gravemente comprometida y requiere de un apoyo a través de refuerzos poblacionales.

A lo largo del mes de julio de este año, han sido trasladados en dos turnos hasta Andalucía los 11 ejemplares nacidos en cautividad durante el año 2021 en las instalaciones del CRFSA. Estos ejemplares van destinados a iniciar las sueltas mediante la modalidad de hacking, también conocido como cría campestre controlada, considerada una de las metodologías más eficaces en la restauración de determinadas poblaciones de aves.

El sistema consiste en que los pollos nacidos en cautividad en el CRFSA serán colocados en un jaulón en el nuevo medio donde serán liberados, proporcionándoles comida hasta el momento de su liberación. Esto permite que los pollos se adapten al nuevo medio, aprendan a buscar el alimento y a desenvolverse por sí mismos en el medio natural de manera progresiva.

Esta actuación en los jaulones de aclimatación en Andalucía se desarrollará con la participación de GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat), ONG reconocida en el contexto internacional por su experiencia en la reintroducción y el reforzamiento de poblaciones de rapaces amenazadas.

Todos los ejemplares liberados serán equipados con marcas, que facilitarán la identificación de los individuos en el campo con ayuda de unos prismáticos, y con emisores satélite, que permitirán conocer cómo es su adaptación al medio natural y qué desplazamientos realizan, así como obtener otros datos de gran utilidad sobre factores de riesgo como la colisión con tendidos eléctricos o la caza ilegal.

Un proyecto de cría en cautividad pionero con más de una década de experiencia en Aragón

En 2006 se inició un programa de cría en cautividad del milano real Medio tras verificar la pérdida de ejemplares reproductores en algunas áreas del territorio aragonés, especialmente en zonas del Valle del Ebro.

El CRFSA cuenta con todas las instalaciones necesarias para la reproducción en cautividad y su entrenamiento necesario para ser liberados con las mayores garantías en la naturaleza, realiza varias modalidades de cría según necesidades, la cría natural, la cría con nodrizas y la cría con marioneta que imita a un milano real adulto. Además, se ha creado un protocolo de incubación y de crianza artificial, obteniéndose buenos resultados con la inseminación artificial, por lo que el centro se convierte en un referente para la cría en cautividad de la especie.

Desde que en el año 2011 naciesen los primeros pollos y hasta hoy, se han obtenido 115 pollos de milano real en la Alfranca, casi un centenar han sido puestos en libertad en el medio natural. Hasta este año, la mayoría de las liberaciones se habían realizado en la Reserva Natural Dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro. El resto de milanos permanecen en el programa de cría del centro de recuperación o han sido donados a otros proyectos de recuperación de la especie en Mallorca, Italia o Extremadura.

El milano real recoloniza como especie reproductora parte de la provincia de Zaragoza

En los últimos tres años de liberaciones, muchos de los ejemplares liberados en Aragón llevaban incorporados emisores satélite. El seguimiento de estos ejemplares ha permitido también al Gobierno de Aragón obtener información muy valiosa sobre la especie. Se han podido localizar diferentes dormideros de ejemplares invernantes en la provincia de Zaragoza, pudiendo proteger con ello estas áreas durante su permanencia. También se ha constatado la recolonización como especie reproductora en algunas áreas de Zaragoza con ejemplares provenientes del programa de cría.

Asimismo, muchos de los ejemplares liberados en años anteriores de esta especie filopátrica -que tiene predilección por criar en zonas próximas a donde ha nacido-, han vuelto al entorno de la Reserva Natural y de nuevo se ha observado la reproducción en libertad de la especie, que había desaparecido hace años de la comunidad reproductora de la reserva. En el año 2015, se observó el primer nido construido por ejemplares de milano real liberados por el programa y hasta la fecha han nacido ocho pollos en libertad en la reserva.

Del mismo modo, en el año 2020 se pudo comprobar el emparejamiento y la reproducción de uno de los ejemplares del programa de cría con un ejemplar salvaje. Esta pareja sacó adelante dos pollos en el entorno de la cuenca del río Jalón, lejos de la Alfranca. Durante este año 2021, se ha verificado también la reproducción de una hembra nacida en el CRFSA con un macho silvestre en la comunidad autónoma de Madrid, con el resultado de tres pollos nacidos en libertad.

Estos hechos confirman la perfecta adaptación de los ejemplares nacidos en cautividad al medio natural y se espera que el proyecto que se va a realizar en Andalucía también obtenga buenos resultados y de esta manera ayudar a la recuperación de esta especie en el sur peninsular.

Etiquetas