Aragón

INDUSTRIA

La plantilla de Opel en Figueruelas inicia un nuevo paro con incertidumbre

Se prolongará al menos hasta el próximo miércoles ante la falta de suministro de componentes electrónicos

La planta de PSA en Figueruelas trabajará en sus dos líneas a dos turnos a partir del día 8
Este paro productivo es el tercero registrado desde el pasado mes de julio
EFE

La plantilla de Stellantis/PSA/Opel en Figueruelas ha iniciado un nuevo paro productivo, el tercero registrado desde el pasado mes de julio, que se prolongará al menos hasta el próximo miércoles ante la falta de suministro de componentes electrónicos para garantizar el proceso de fabricación.

Según han informado a Efe fuentes de la multinacional, este paro, que afecta a las dos líneas de producción de la planta, continuará al menos hasta las 14.00 horas del miércoles, momento en el que la dirección de la empresa informará a los representantes de los trabajadores de la necesidad o no de continuar con los mismos.

"Nuestra esperanza es volver a producir pronto", han subrayado estas fuentes, que han incidido en la necesidad de conocer la situación del mercado de los componentes antes de tomar la decisión de prorrogar el paro productivo hasta el viernes próximo.

Han añadido que esta situación, que afecta a otras plantas del grupo en España y a más industrias del motor en el país, todavía no evidencia una salida rápida ante la falta de noticias respecto al restablecimiento de los suministros.

Desde el comité de empresa de la planta de Figueruelas, su presidenta, Sara Martín, ha explicado a Efe que el anuncio de la dirección del grupo de iniciar un nuevo paro productivo "sinceramente, cayó como un jarro de agua fría entre los trabajadores".

Ha destacado que la situación se debe, sin embargo, a factores externos que afectan de forma generalizada a otras industrias del sector de la automoción ante la fuerte demanda de semiconductores para la fabricación de vehículos.

Una situación, ha añadido la responsable sindical, que genera "impotencia" entre los trabajadores, que esperan tener noticias de la dirección del grupo antes de la finalización del plazo establecido para la toma en consideración de prolongar los paros productivos.

Se ha mostrado confiada en una solución a la situación de carencia de componentes electrónicos para el automóvil, "pero tal y como van las cosas, veremos qué pasa".

Los paros iniciados hoy se suman a los realizados ya los días 22 y 23 de julio y las jornadas del 15 y 16 de agosto, una situación que provocó la inquietud entre la plantilla de trabajadores de la factoría.

La escasez de microchips a partir del febrero provocó el primer impacto sobre el empleo en la planta, con dos ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) que afectaron en su conjunto a la plantilla de Stellantis/PSA.

Los datos facilitados meses atrás desde las organizaciones sindicales evidenciaron que se habían dejado de producir alrededor de 100.000 vehículos en Figueruelas a causa de la escasez de componentes electrónicos desde Asia y a la subida del precio de las materias primas.

Etiquetas