Aragón

NEGOCIACION LABORAL

El acuerdo entre Sarga y los trabajadores pone fin al conflicto y evita paros

Desde el sindicato CCOO, el acuerdo mejora las condiciones laborales de la plantilla

Denuncian recortes en contratos de las cuadrillas de Sarga
Los acuerdos se suman a las mejoras ya alcanzadas durante los últimos años
P.S.

La dirección de la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (Sarga) y el comité de empresa alcanzaron este martes un acuerdo que pone fin al conflicto sobre las condiciones laborales existente entre ambas partes y evita los paros parciales anunciados a partir de este miércoles y hasta el próximo viernes y la huelga indefinida a partir del 2 de septiembre.

Los acuerdos alcanzados, según informa el Gobierno de Aragón, se suman a las mejoras ya alcanzadas durante los últimos años, en los que el operativo de prevención y extinción de incendios ha visto duplicado su presupuesto.

La dirección de Sarga, añaden las citadas fuentes, "ha cumplido con su compromiso de dialogar para llegar a los acuerdos que han permitido poner fin al conflicto".

Desde el sindicato CCOO, valoran que el acuerdo mejora las condiciones laborales de la plantilla en materias como la conciliación, la eliminación de los trabajos de desbroce y de retirada de la maleza durante el periodo de máxima activación para centrar al operativo solo en la extinción de incendios y apuesta por la formación continúa dando preferencia a la figura del bombero forestal.

Otra de las mejoras obtenidas son las vacaciones de los trabajadores, ya que se abren tres nuevos periodos para que la plantilla pueda disfrutarlas al final de la primavera, después del 15 de septiembre y a finales de noviembre.

El sindicato destaca en un comunicado que impulsar la unidad sindical ha sido "vital" para llegar a este acuerdo que ya ha entrado en vigor y demuestra con la negociación colectiva es la herramienta natural para llegar acuerdos.

Apunta además que la dirección de la empresa y la representación de los trabajadores se comprometieron a realizar, antes de que termine este año, un estudio técnico y económico para poder ampliar los recursos humanos de las cuadrillas terrestres.

Los puestos de vigilancia que se dedican a observar el medioambiente y detectar posibles incendios estarán operativos como mínimo en el periodo de máxima activación, entre junio y septiembre, lo que supone una ampliación de su contrato y una mejora a la hora de detectar los incendios.

Para el sindicato, el acuerdo alcanzado este martes supone una reivindicación histórica porque evita riesgos laborales innecesarios.

Etiquetas