Aragón

fraudes

La Policía alerta del aumento de estafas por teléfono a comercios de Zaragoza

Los delincuentes se hacen pasar por clientes del comercio y piden un pago urgente

En esta operación han sido detenidas por la Policía Nacional 13 personas
Coche patrulla de la Policía Nacional
S.E.

La Policía Nacional ha detectado un incremento de estafas a comercios de Zaragoza que están recibiendo llamadas telefónicas en las que una persona se hace pasar por empleado de una empresa cliente para que hagan un pago inminente.

Según ha informado este miércoles la Jefatura Superior de Policía de Aragón, los estafadores llaman por teléfono a un empleado de un negocio, identificándose como representantes de una empresa cliente, o de transportes, haciendo creer al trabajador que debe hacer un pago por un producto o servicio inminente, del que ya tiene conocimiento el encargado o dueño del negocio, siendo todo "muy urgente".

Para ello facilitan datos veraces, previamente obtenidos, de los encargados o dueños del negocio, como sus nombres o teléfonos con los que por un motivo u otro no puede ponerse en contacto el empleado en ese momento, señalando los estafadores que están hablando con él por otra línea o manteniéndolo ocupado para que no pueda atender al empleado.

Así lo apremian y asustan con graves consecuencias para su negocio si no acceden a realizar los pagos que les solicitan con la excusa de pagar urgentemente un pedido, o ser multados por un incumplimiento de contrato del que culparían al empleado.

Ante los datos veraces que le facilitan, la urgencia que le imprimen y las amenazas de graves consecuencias para la empresa, y el temor de causar un daño al negocio del que puedan culparles, los empleados acceden a recabar todo el dinero que pueden de la empresa, e incluso sacan dinero suyo para adelantarlo y hacer los pagos que les solicitan.

Según la Policía, los estafadores van guiando y dando instrucciones a sus víctimas para que el dinero así obtenido se ingrese en cajeros de bitcoins, mediante códigos que les remiten por whatsapp.

En ocasiones combinan diferentes llamadas al local y al móvil del empleado para causarle estrés y aumentar su confusión e incluso llegan a solicitarle el DNI o datos bancarios para "ayudarle" a realizar los pagos.

Dadas estas estafas, la Policía recomienda no hacer caso a la llamada, colgar y ponerse en contacto con los encargados del negocio o con la persona que el estafador haya utilizado como garantía de la necesidad del pago, interponer denuncia y facilitar los datos aportados por los estafadores.

Etiquetas