Aragón

renovables

Las energías fotovoltaica y eólica se quintuplicarán

La producción de estas renovables crecerá en la región según un informe

Impulso a las energías renovables con diez parques eólicos en la provincia de Huesca
Impulso a las energías renovables.
S.E.

La producción de energía eólica y fotovoltaica se quintuplicará en Aragón sobre una superficie de solo el 0,62 % del territorio, según un informe del Clúster de la Energía (Clenar) que mide el impacto ambiental, social y económico de estos proyectos de renovables.

En el marco de la Feria Internacional de Mantenimiento de Energías Renovables (Expofimer), el clúster ha presentado en el Palacio de Congresos de Zaragoza este estudio elaborado por la Universidad de Zaragoza y de la consultora Ibersyd.

El documento tiene en cuenta los proyectos que ya están en trámite para su construcción o admitidos para analizar múltiples aspectos como cuánta energía y puestos de trabajo se crearán, qué inversión conllevarán, cuántos ingresos públicos generarán a través de impuestos, su emplazamiento, porcentaje de ocupación del territorio o su impacto ambiental.

Según cifra el estudio, cada 100 megavatios (MW) de energía eólica se generan 1.052 puestos de trabajo en Aragón y se evita la emisión de 100.000 toneladas de CO2; mientras que 100 MW de fotovoltaica suponen 737 empleos y reducir otras 70.000 toneladas de CO2.

Como indicó la profesora de la Universidad de Zaragoza, María Blanca Simón, a cargo de la parte económica del estudio, cuando todos los megavatios se instalen en Aragón, estas energías renovables pueden estar al nivel de la industria del automóvil o más cerca de la industria agroalimentaria, principales sectores de la economía aragonesa.

Una vez entren en funcionamiento los proyectos, se estima que la producción eólica casi se cuadruplicará (pasando de la potencia actual de 4.249,5 MW a 16.301 MW), mientras que la fotovoltaica multiplicará por 9 su potencia (de los 1.261 MW actuales a 11.365 MW). En consecuencia, la suma de ambas tecnologías quintuplicará su producción, pasando de los 5.510 MW que se encuentran actualmente en funcionamiento a más de 27.667 MW.

La suma de toda esta potencia supondrá una ocupación de 29.662 hectáreas, que equivale al 0,62 % de toda la superficie de Aragón, si bien hay que tener en cuenta que un 33,7 % de la superficie de la Comunidad presenta alguna restricción normativa para el desarrollo de energías renovables.

En el análisis económico, se estima que 100 MW de energía eólica requieren una inversión de 115 millones y generan 1.052 puestos de trabajo en Aragón: 1.011 en función de la inversión, 27 para el funcionamiento de la instalación y 14 por impuestos y cánones.

Por su parte, 100 MW de fotovoltaica implican una inversión de 80 millones de euros y suponen la creación de 737 empleos en Aragón: 710 en función de la inversión, 14 para el funcionamiento y 13 por impuestos y cánones.

La codirectora también señaló que las energías limpias también evitan la importación de petróleo -18.000 toneladas por 100 MW de energía eólica y 13.000 toneladas si hablamos de fotovoltaica- y suponen una importante vía de recaudación de impuestos -3,65 millones de euros en el caso de la eólica y 2,6 de la fotovoltaica-. En relación con las afectaciones a la fauna, el estudio recoge las causas de ingresos de animales en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca, del Gobierno de Aragón en 2020.

Con estos datos, determina que las dos principales causas son ajenas al sector de las energías renovables (colisiones con otras instalaciones y atropellos), si bien la tercera y cuarta causa son los aerogeneradores (16,5 % de los ingresos) y las electrocuciones en general (10,5 %).

Así, concluyeron que el 95 % de los 27.667 MW previstos están fuera de cualquier zona de restricción medioambiental y social, es decir, “no afectan a zonas de Red Natura 2000, humedales, lugares de interés geológico o de interés comunitario, ni a las zonas de paisaje protegido”. En palabras del presidente del Clúster de la Energía de Aragón, Pedro Machín, el informe supone un estudio realizado “con rigor y por el interés general”, al que Clenar se debe al “representar a toda la sociedad”. En el 2020, las renovables fueron la principal fuente del consumo final de energía de Aragón por primera vez en la historia. 2020 también fue el primer año en el que Aragón produjo más energía renovable de la que consume.

Etiquetas