Aragón

FUEGOS

El 29 % de incendios originados en 2022 se deben a negligencias

El informe de la DGA advierte que el 20,75 por ciento son por causas naturales. El fuego de Isábena fue intencionado y se investiga el de Nonaspe  

Cuadrillas terrestres de Infoar actúan en la limpieza de la masa forestal dañada en el Moncayo.
Cuadrillas terrestres de Infoar actúan en la limpieza de la masa forestal dañada en el Moncayo.
D.G.A.

 Según el avance estadístico de incendios forestales emitido por la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, el 29,37 % de los incendios originados este año en la comunidad se han debido a negligencias. Asimismo, el 20,75 % se han provocado por causas naturales, el 19,58 % han sido intencionados y el 16,32 % se han debido a accidentes.

El informe elaborado hasta el domingo, 28 de agosto, y aún de carácter provisional, apunta además que el 11,89 % de los incendios sucedidos durante este año tienen una causa desconocida y el 2,1 % se han debido a reproducciones.

En cuanto al número de hectáreas afectadas, el más grande, con 10.347, ha sido el de Ateca, en la provincia de Zaragoza, que se inició el 18 de julio; seguido del de Añón de Moncayo, también en la provincia zaragozana, que se originó el 13 de este mes, con una superficie de 8.250 hectáreas, y el de Castellón de Tornos (Teruel), con 1.350, y Nonaspe (Zaragoza) con 1.110 hectáreas afectadas.

En investigación está este último, que comenzó el 16 de junio, mientras que consta como negligencia el iniciado en Castellón de Tornos el 20 de junio y como accidentes tanto el de Ateca como el de Añón de Moncayo y el de Lechago (Teruel) del pasado 29 de junio y que afectó a una totalidad de 105 hectáreas.

Datos de incendios de años anteriores

Según el avance dado a conocer este lunes por la Dirección General de Aragón, fueron intencionados el incendio de Isábena (Huesca) del pasado 14 de agosto y el de Sigüés (Zaragoza) el 20 de junio.

Los datos aportados por el Gobierno de Aragón recogen también el histórico de incendios entre los años 2005 y 2021, del que se desprende que el 53,3 % se debieron en ese periodo a accidentes y negligencias; el 20,5 % a causas naturales; el 15,8 % fueron intencionados, y el 9,8 % tuvieron un origen desconocido.

Por superficie forestal quemada fue durante el año 2009 cuando se registraron el mayor número de afecciones, con casi 20.000 hectáreas, seguido de 2012, con algo más de 8.000, y de 2015 con casi ese número de hectáreas. 

Etiquetas