Aragón

fiestas de zaragoza

La jota aragonesa protagoniza el regreso de las Fiestas del Pilar

Tras dos años de restricciones, las ganas de fiesta volvieron a copar todas las calles de Zaragoza con una celebración descentralizada 

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto a los pregoneros de las fiestas del Pilar 2022.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto a los pregoneros de las fiestas del Pilar 2022.
Efe

Las Fiestas del Pilar regresaron este sábado a Zaragoza con la lectura de un pregón especial que corrió a cargo de cuatro joteros aragoneses, que reivindicaron este arte regional como parte de todo el territorio y aún “más allá de las fiestas”.

Tras dos años de restricciones por la pandemia, las ganas de fiesta volvieron a copar todas las calles de la ciudad con una celebración descentralizada que recupera sus actos más populares con los peñistas, las vaquillas cada mañana, los pasacalles y los conciertos multitudinarios.

Diego de Pablo, Sara Moreno, José Miguel Pamplona y Sara Caballero fueron los elegidos para leer el texto inaugural escrito por el actor José Luis Melero en nombre de todas las entidades y el ecosistema de la jota aragonesa, un arte regional que está cada vez más cerca de convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Desde el balcón del Ayuntamiento y durante diez minutos, los pregoneros se dirigieron a todas los presentes en una Plaza del Pilar abarrotada que sabía a reencuentro, fiesta y tradición con un discurso en primera persona, como si fueran la jota.

“Estos días cantaréis a la Virgen del Pilar que, para muchos, está por encima de todas las cosas. Es la que más altares tiene y no hay aragonés que no la lleve en el pecho”, reafirmaron los pregoneros en su mensaje, que estuvo cargado de mensajes de apoyo a visibilizar este arte y a tenerlo en cuenta “más allá de las fiestas”.

Después de recordar a las anteriores generaciones que “hicieron sonar la jota con los mejores rondallistas en muchos rincones”, tuvieron un agradecimiento con aquellos que “habéis hecho que no me moviera de aquí y me habéis hecho el honor de bailarme y cantarme en todo Aragón”.

No faltaron durante las palabras de los joteros, que aparecieron vestidos con el traje regional tras escuchar ‘S’ha feito de nuey’, nombres de diferentes lugares de la tierra y un especial reconocimiento a todas aquellas mujeres que la practican y honran como “identidad”.

Antes de la intervención del grupo maño, la primera en tomar la palabra había sido la vicealcaldesa de la ciudad, Sara Fernández, quien en su discurso llamó a demostrar que “somos respetuosos” y hacer que “seamos el centro” con cada evento que conforma el programa de este año.

Por su parte, el alcalde, Jorge Azcón, animó a los asistentes a demostrar que “Zaragoza es la mejor ciudad del mundo y tiene también las mejores fiestas”. “Vamos a hacer que nuestra ciudad suene en cada rincón”, sostuvo.

Tras la lectura del pregón y los agradecimientos, tuvo lugar uno de los momentos más emotivos de estas fiestas populares y es el ‘Canto a la Libertad’, de José Antonio Labordeta, con la bandera de Aragón como luces y que resonó en todos los rincones de la ciudad y traspasó fronteras con aquellos que han viajado hasta la capital aragonesa para formar parte de estos nueve días de celebración.

Para cerrar este acto inaugural y dar paso a las fiestas del regreso, se disparó desde el balcón del Consistorio el aclamado cohete anunciador que fue precedido de un “¡Viva las Fiestas del Pilar!” y “Viva Zaragoza”.

Etiquetas