Comarcas

MEDIO NATURAL Y GANADERÍA

El Gobierno pide consenso para armonizar la gestión y conservación del lobo

Ha anunciado la creación de un grupo técnico para trabajar en su cohabitación con la ganadería extensiva

La Plataforma de la Ganadería Extensiva pide paralizar la medida favorable al lobo
La presencia del lobo suscita opiniones encontradas entre algunos sectores.
EFE

El Gobierno ha instado a buscar el "mejor de los consensos" en la polémica suscitada en torno al lobo, y para ello ha anunciado la creación de un grupo técnico con el objetivo de trabajar en un modelo armonizado de gestión y conservación de esta especie y su cohabitación con la ganadería extensiva.

En una comparecencia conjunta en el Senado, la primera de estas características en la cámara alta, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, han explicado los trabajos conjuntos del Gobierno para asegurar la protección del lobo y la tórtola.

La función del grupo técnico del lobo -ha explicado Ribera- será la de la "aplicación armonizada" de la nueva estrategia estatal y su seguimiento, para cuya elaboración ya se están poniendo en marcha las mesas de trabajo con comunidades autónomas, organizaciones profesionales agrarias y ONG, y que dependerá del Ministerio para la Transición Ecológica y en el que también participará el de Agricultura.

A este grupo, hay que sumar la constitución de un comité responsable del seguimiento de las poblaciones así como la actualización del censo estatal, la propuesta de un procedimiento común para la tramitación de pagos por daños y un sistema de tasación de daños común para todo el territorio nacional.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ve "perfectamente" posible compaginar la protección a la biodiversidad con el apoyo a la ganadería extensiva por lo que ha considerado viable la convivencia del lobo con los animales para producción.

Planas ha reconocido que es un tema "tremendamente complejo" ante el que hay que dar una respuesta que, "lógicamente, no puede ser sencilla" y ha insistido en varias ocasiones en la importancia de actualizar la estrategia para la conservación y la gestión del lobo, aprobada en 2005, porque ha quedado "claramente desactualizada".

Asimismo, el titular de Agricultura es partidario de que el dinero para las "reparaciones" de los siniestros por lobos provenga de los seguros agrarios pero está "abierto" a considerar de qué modo se pueden agilizar y mejorar "los pagos indemnizatorios" así como a buscar otros "instrumentos de apoyo".

Este encuentro entre ambos ministerios se produce días después de que la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad -integrada por comunidades autónomas y el Gobierno- decidiese, con el voto de calidad del Ministerio, dar el visto bueno a la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lesrpe).

La titular de Medio Ambiente ha insistido en que la inclusión del lobo en el citado Lesrpe, supone que el Gobierno se implique en financiar la protección de esta especie, evitar que sean los ganaderos quienes carguen únicamente con los costes y equiparar el estatus del lobo en el territorio al sur del Duero, especie protegida, y al norte, donde no gozaba de protección.

Para Teresa Ribera, el debate no está en "elegir entre lobo y ganadería", sino en cómo garantizar de forma eficaz y justa una coexistencia con los ganaderos y una armonía en el territorio, porque el problema no se trata de todo o nada.

Durante el turno de preguntas, el senador del PP Jorge Martínez Antolín ha criticado "la manera" en que se votó aumentar la protección del lobo en la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y, aunque no cuestiona el resultado, ha opinado que esa votación "estuvo totalmente dirigida" por el Miteco y destinada a "satisfacer los caprichos de algunos grupos ecologistas" obviando al mundo rural y los ganaderos.

Ribera, por su parte, ha lamentado que se cuestione "el rigor y la calidad profesional" de los miembros de la comisión cuando no les gusta "la valoración que hacen" y ha defendido su trabajo y su dedicación "para hacer viable la coexistencia y la cohabitación entre el lobo y los territorios donde desarrolla su vida".

"Nunca jamás nadie había propuesto el sometimiento a votación de una cuestión que siempre se había trabajado desde el consenso" ha señalado Ribera y ha recordado que fueron cuatro comunidades (Galicia, Asturias, Castilla y León y Cantabria) las que pidieron votar y ahora, "resulta paradójico que a la vista del resultado se cuestiones que este tema se haya sometido a votación".

En cualquier caso, la ministra ha recalcado que la decisión que ha llevado a aumentar la protección del lobo ibérico, no se ha adoptado "de manera unilateral", ni se ha producido "por un voto de calidad" del Miteco ni "ha existido la intención de excluir a nadie" porque siempre se ha buscado la participación de los agentes implicados.

Durante la sesión también se ha hablado del "preocupante estado" en el que se encuentran las dos millones de tórtolas que "sobrevuelan cada año la Península Ibérica camino de África" y cuya población "por ausencia de medidas de protección suficientes, se ha desplomado cerca del 40 % en dos décadas y casi un 80% desde 1980", de manera que según los expertos "cada temporada caen entre 50.000 y 800.000 ejemplares".

Etiquetas