Comarcas

HOYA DE HUESCA

Nace "NanoRural" en la Hoya de Huesca

Consiste en una serie de actividades para divulgar la nanociencia entre los habitantes del mundo rural

Los científicos Elena Atrián y Andrés Seral, junto a la consejera comarcal Beatriz Calvo.
Los científicos Elena Atrián y Andrés Seral, junto a la consejera comarcal Beatriz Calvo.
Pablo Segura

Con el objetivo de divulgar los últimos avances en nanociencia y nanotecnología en el mundo rural de Aragón, nace en la Hoya de Huesca el programa “NanoRural” de la mano de los jóvenes científicos Andrés Seral y Elena Atrián.

Tanto Seral como Atrián trabajan en el Instituto de nanociencia y materiales de Aragón, y realizan esta iniciativa, que está financiada por la Fundación General CSIC, para “divulgar los avances en este ámbito, especialmente, aquellos que se han desarrollado en el propio centro”, han explicado.

En este sentido, Atrián ha señalado el proyecto nace para que las investigaciones que se realizan con financiación pública “no solo se queden en los núcleos urbanos, sino que el desarrollo tiene que llegar a todas las partes de la población”.

El proyecto consta en realizar diferentes actividades por todo el territorio aragonés para explicar procesos científicos, las cuales son para todos los públicos, sin embargo, “en el caso de que se realicen en colegios rurales o lugares donde principalmente vaya a haber niños, se adaptan a cada grupo de edad”, han indicado desde la organización.

Una las actividades dirigida a los más pequeños es la observación por un microscopio óptico, en la que se observan insectos o texturas de la ropa, entre otras, para que los niños vean la microscopía y tengan conceptos relacionados con ella, ha expresado Seral.

Además, otra de las actividades la están desarrollando en conjunto con la Escuela Superior de Restauración y Conservación de Aragón, la cual consiste en explicar el proceso científico aplicado al descubrimiento de una momia, un ejercicio que han considerado como “muy multidisciplinar”.

También se llevará a cabo la demostración de la ciencia de los materiales para mostrar esta disciplina al público en general.

En este sentido, la iniciativa tiene también un juego que ha sido desarrollado en el Instituto, y forma parte de una de las líneas de investigación que se llevan a cabo en el grupo. “Con este juego se quiere enseñar a la población cómo funcionan las bacterias, su desarrollo y su crecimiento, así como los nuevos mecanismos que hay para evitar la resistencia de las bacterias a los antibióticos”, ha subrayado la científica.

Así mismo, los responsables de esta actividad contactan con investigadores de las propias localidades para invitarles a participar con ellos en las actividades de divulgación.

Por su parte, Beatriz Calvo, consejera comarcal de Cultura, ha querido agradecer esta iniciativa, puesto que son actividades “totalmente diferentes y que normalmente se dan solo en el mundo urbano”, además, considera que es “muy difícil” realizarlas en el mundo rural, pero “más todavía en núcleos de menos de 500 habitantes”, que es lo que querían los organizadores.

Aunque de momento solo estén cerradas las actividades que se realizarán el próximo 2 de mayo en Igriés y Chimillas, los organizadores han confirmado de que más ayuntamientos de la comarca se han puesto en contacto con ellos, como es el caso de Siétamo, Albero Alto, y diversas localidades que forman parte del municipio de Nueno.

Las actividades se realizan al aire libre y quien quiera asistir se puede apuntar a través de la página https://sites.google.com/unizar.es/nanorural/ .

Etiquetas