Comarcas

DÍA DE ARAGÓN

El Alto Gállego, un territorio para descubrir, redescubrir y disfrutar

Tania Lamarca, exgimnasta de rítmica, alude a las “posibilidades” de la comarca

Tania Lamarca, exgimnasta de rítmica profesional, con Lanuza y el embalse de fondo.
Tania Lamarca, exgimnasta de rítmica profesional, con Lanuza y el embalse de fondo.
S.E.

Tania Lamarca, exgimnasta rítmica, bicampeona del mundo y medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, reside en Escarrilla. De pequeña veraneaba con sus padres en esta localidad que ha convertido en su hogar. “Llevo aquí casi la friolera de 20 años y he descubierto el valle estos meses que llevamos con la covid. Yo no he sido de andar por la montaña, pero estos meses de pandemia he empezado hacer excursiones cerca de donde vivo”.

Anima “a descubrir que a dos horas andando hay unos paisajes increíbles en todo el valle de Tena, hay caminos y senderos muy cerca de casa que son preciosos, éste es un territorio con muchas posibilidades”.

Dice que, desde siempre, Lanuza es su sitio favorito, “para cuando estoy bien y cuando estoy mal, ese es mi lugar. Todo lo que es el pantano, la vuelta entera, por detrás del pueblo hay un caminito escondido que no todo el mundo conoce, me parece una pasada, con la Foratata. Para mí, Foratata es la montaña que animaría a todo el mundo a descubrir”.

Tania Lamarca incide en que ella es de las montañas de aquí, “de Lanuza para arriba, de Sallent hacia arriba, es por donde paseo, por donde voy, y me parece de unas vistas súper bonitas y con unos rincones que merecen la pena descubrir, hay que venir al Valle de Tena”.

De Escarrilla y sus alrededores es visita obligada el puerto de Escarra y el Saldo, un rincón en el que el río Escarra se precipita desde gran altura formado una cascada y una gran poza de agua.

En Sallent de Gállego el núcleo urbano está rodeado de cimas que rondan los tres mil metros. En este lugar encontramos espacios naturales como el hayedo del Pacino que atesora la “Cypripedium calceolus”, una orquídea conocida como zueco o zapatito de dama. Merece la pena disfrutar de estas cumbres, de senderos y caminos con impresionantes vistas.

Panticosa inauguraba hace unos días sus pasarelas y el ayuntamiento está trabajando en la ruta de los miradores, donde cobrará protagonismo el pueblo de El Pueyo.

En Hoz de Jaca está la tirolina y muy cerca se encuentra el mirador que cuelga encima del pantano de Búbal. Y son muy interesantes los paseos por los senderos apadrinados, ahora es momento de disfrutar de las orquídeas que encontraremos al paso.

Del pueblo de Yésero es de destacar el barranco del Infierno con los hornos de la pez y la ruta del camino del Paco.

En Biescas hay que descubrir la Torraza, en el caso urbano, el parque de Arratiecho y los senderos que nos llevarán hasta el torreón de Escuer, Susín, Oliván, Sobremonte, bosque de Lasieso, la ermita de Santa Elena, etcétera. A Tramacastilla le rodea peña Telera y peña Blanca con caminos que nos adentrarán, por ejemplo, en el bosque del Betato. En este pueblo son famosas sus migas, el Partcharan artesano y la cerveza Tensina.

Y en Caldearenas, la Senda de Izarbe nos mostrará el paisaje desde otro punto de vista, la ermita de la Virgen de los Ríos, la harinera la Dolores…, enclaves que hay que apuntar en la agenda cuando se venga de visita al Alto Gállego.

Etiquetas