Comarcas

INFRAESTRUCTURAS

El Mitma licita un contrato de explotación de la AP-2 al acabar la concesión

El presupuesto es de 18 millones para 102 kilómetros y tres áreas de servicio

El PSOE de Fraga pide la puesta en marcha de un plan de promoción y dotación de suelo industrial ante la inminente liberalización del peaje de la AP-2
AP-2 a su paso por Fraga
S.E.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha licitado un contrato para la conservación y explotación de la autopista de peaje AP-2 Zaragoza-El Vendrell, que finalizará su contrato concesional el próximo 31 de agosto y que suma 102 kilómetros en Aragón. Su presupuesto de licitación es de 18 millones de euros.

Tras su reversión al Estado, el Mitma pasará a gestionar directamente la autopista a través de su programa de conservación y explotación de carreteras, a cuyo efecto se contratan los servicios necesarios en los seis sectores que pasan a integrarse: cinco de ellos en Cataluña y uno en Aragón.

El sector de carreteras afectado en Aragón es el número 4 de Zaragoza, que incluye el tramo Alfajarín - límite provincia Huesca/Lleida, entre los kilómetros 18,126 y 120,550, y las áreas de servicio de Pina, Monegros y Fraga (AP-2).

Para este sector, el ministerio ha establecido un nuevo modelo de conservación que persigue ofrecer un servicio integral de movilidad al usuario, mejorar el estado de la carretera y red y optimizar los recursos públicos; incluyendo la ayuda a la vialidad y conservación ordinaria de las carreteras, con actuaciones como permitir que la carretera y sus elementos funcionales dispongan de las mejores condiciones de vialidad y seguridad posibles, la vigilancia y atención a accidentes e incidentes, la vialidad invernal, y el servicio de control de túneles y comunicaciones.

Asimismo, se contempla el mantenimiento de instalaciones y el establecimiento de inventarios y reconocimiento del estado de la vía, la agenda de información de estado y programación, la ayuda a la explotación y estudios de seguridad vial, el mantenimiento de los elementos de la carretera con los niveles de calidad más próximos posibles a los deseables, en función de las prioridades y recursos disponibles.

También se realizarán proyectos específicos de pequeñas obras necesarias para mejorar la funcionalidad de la vía, y la explotación de las áreas de servicio existentes.

Se separan de forma expresa los gastos e ingresos del contrato, estableciendo, de un lado, el presupuesto de gastos y, de otro, el presupuesto de ingresos.

Etiquetas