Comarcas

Fallece José Antonio Murillo, director de la Expoferia de Sobrarbe

Ha muerto de un infarto en Tella, donde se iba a incorporar como voluntario en la excavación arqueológica de Coro Trasito

José Antonio Murillo (segundo por derecha), director de la Expoferia.
José Antonio Murillo (tercero por derecha), entre Lambán y Pueyo, en la Ferieta de Aínsa de 2020.
DGA

El director de la Expoferia de Sobrarbe, José Antonio Murillo, ha fallecido a los 63 años de muerte súbita, de un infarto, al mediodía de este lunes en Tella, donde iba a participar como voluntario en unas excavaciones arqueológicas. El fallecido, empleado municipal del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, dirigía también la tradicional Ferieta de Aínsa. El Ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial, según ha informado el alcalde, Enrique Pueyo.

José Antonio Murillo se había pedido esta semana de vacaciones en su trabajo como administrativo en el consistorio para colaborar como voluntario en la campaña Excava 2021 con el Geoparque de Sobrarbe, para continuar con las excavaciones arqueológicas en la Cueva del Coro Trasito, en Tella. Acababa de dejar su vehículo e iniciado el camino a pie hasta la cueva, pero ya no ha llegado al yacimiento porque, poco antes, se ha desplomado. Aunque le han practicado maniobras de reanimación, nada se ha podido hacer por salvar su vida. Tenía mucha ilusión por colaborar, pero ni siquiera ha podido empezar porque se incorporaba por la tarde hasta el próximo sábado.

Murillo, vecino de Banastón, era muy conocido en la zona no solo por dirigir desde hace más de 30 años las citas feriales más concurridas de Sobrarbe, sino también por su implicación y colaboración con la vida social. Como miembro de la Asociación de Nabateros de Sobrarbe, no solo había realizado los descensos por el río Cinca sino que había participado en los viajes al extranjero y encuentros con almadieros de otros lugares del mundo. 

Murillo ha sido uno de los promotores de la Asociación Arto Un paso atrás, de recuperación de semillas autóctonas. De hecho, él mismo tenía una plantación de manzana de montaña. También alentó la cita del Punchacubas, para dar a conocer el vino de productores locales. Además, por una idea suya, son muchos los niños que han plantado la simbólica carrasca que se regala en la ferieta para sembrar en la infancia el amor por la tierra.

El Ayuntamiento de Aínsa ha suspendido también la presentación que estaba prevista para este miércoles de los resultados de programa europeo que ha estrechado lazos entre Sobrarbe y los valles franceses de Aure y Louron.

Etiquetas