Comarcas

ALTO ARAGÓN / GANADERÍA

El ministro Planas desautoriza las críticas de Alberto Garzón al consumo de carne

Denunció en redes sociales la supuesta repercusión del sector ganadero sobre el cambio climático y la salud

Alberto Garzón, en el vídeo difundido en redes sociales.
Alberto Garzón, en el vídeo difundido en redes sociales.
S. E.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha sostenido este jueves que la campaña lanzada este miércoles por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, para disminuir el consumo de carne “es tan errónea como la del azúcar mata”. El ministro ha afirmado este miércoles a través de sus perfiles en redes sociales, entre otros aspectos, que el 14,5 % de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de la ganadería, lo que ha causado un gran revuelo en el sector.

En una entrevista de Ser Cataluña, Planas ha lamentado la palabras del ministro y ha tachado de injusto y “absolutamente fuera de lugar” señalar con el dedo al sector cárnico, que considera parte de la riqueza de España.

Planas ha explicado que no tenía conocimiento de que la campaña iba a salir y ha defendido que los políticos no deben crear problemas, sino dar seguridad al conjunto de los ciudadanos diciendo la verdad.

Sin embargo, ha añadido que este tema no es un debate español y que las transiciones y cambios hay que hacerlos con acompañamiento y diálogo.

“Los propios sectores son conscientes de que tienen que evolucionar en el sentido de la sostenibilidad, pero tiene que hacerse con ellos y no contra ellos”, ha zanjado el responsable de Agricultura.

Planas no ha sido la única voz que ha desautorizado las afirmaciones del ministro Garzón. Organizaciones ganaderas y sindicatos agrarios también han lamentado las palabras del responsable de la cartera de Consumo.

Organizaciones agrarias

Por su parte, Unión de Uniones considera que la campaña de "desprestigio intenta propulsar contra el sector ganadero usa datos manipulados y parciales”, y ha denunciado “la campaña de acoso y derribo hacia la ganadería desde distintos frentes”.

Desde Asaja Madrid, su presidente, Francisco José García, ha lamentado la demonización de Alberto Garzón hacia un sector económico: “No es de recibo que un ministro de Consumo, sea del partido que sea, haga un llamamiento de esta magnitud. Alberto Garzón realmente no está invitando a consumir menos carne, está demonizando a todo un sector, echándole sobre sus espaldas una culpabilidad que en absoluto le corresponde, y mucho menos de una forma exclusiva”.

Además, García ha invitado al político a que “visite cuantas explotaciones ganaderas desee en el suelo regional para conocer de primera mano cómo se desarrolla la crianza y en qué contexto. Queremos que pueda hablar con los productores cara a cara, sin filtros, que escuche también su punto de vista”.

Por otro lado, seis Organizaciones Interprofesionales -Asici, Avianza, Intercun, Interovic, InterPorc Spain y Provacuno- han suscrito una carta abierta dirigida al ministro. 

En ella, las entidades manifiestan “el estupor de los cientos de miles de ganaderos, empresas, trabajadores y técnicos de toda España vinculados a los sectores ganaderos y cárnicos”.

Además, señalan de “irresponsable” y “preocupante” el uso que ha hecho de los datos un ministro de España, que sostiene “una serie de afirmaciones erróneas o desenfocadas”.

La última organización en manifestar su malestar con las declaraciones de Garzón ha sido la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (Uaga-Coag), quien ha lanzado un comunicado en el que lamenta que "los representantes políticos ponen en muchas ocasiones en el disparadero al sector más débil, el sector agrario".

No se puede culpabilizar a la actividad ganadera de la contaminación ambiental. Hay otras actividades económicas mucho más contaminantes, por ejemplo la industria o el transporte, sobre todo el tráfico marítimo y aéreo de mercancías y pasajeros", han criticado desde Uaga, señalando que, "cuando se decretó el confinamiento estricto y todos los sectores productivos pararon su actividad, los agricultores y ganaderos siguieron trabajando para alimentar a la población y la contaminación atmosférica se redujo en un porcentaje muy alto”.

Etiquetas