Comarcas

El Pirineo supera sus expectativas con una notable afluencia turística

En la Jacetania, los datos son comparables a un mes de agosto y, en Benasque, a antes de la covid

Turistas y vecinos, de paseo por Jaca
Turistas y vecinos, de paseo por Jaca
Ricardo Grasa

El turismo se está dejando notar este fin de semana en las cuatro comarcas pirenaicas del Alto Aragón. Los buenos datos registrados desde mediados de junio se han vuelto a repetir en el comienzo de la segunda quincena de julio, según las Oficinas de Turismo y las asociaciones empresariales de los lugares con habitual presencia de visitantes.

Los visitantes abundan en la Jacetania, que tiene a Jaca como punto neurálgico, aunque también existe una importante presencia en otras poblaciones como Canfranc, Villanúa, Hecho o Ansó.

Según las visitas a la Oficina de Turismo de Jaca, “hay una afluencia incluso más alta de lo esperado, con datos comparables a agosto más que a julio”, según la concejala de Turismo, Olvido Moratinos.

“Tenemos bastante gente de segunda residencia y sobre todo, la información que piden es de senderos y actividades al aire libre, en definitiva, sobre naturaleza”, apuntó la edil jaquesa.

En Ribagorza

Las oficinas de turismo de la Ribagorza también son un buen indicador para ver que el sector se está recuperando con fuerza en esta comarca.

Desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), José María Ciria, se congratula por la buena afluencia de turistas, principalmente españoles: “Es, sobre todo, turismo nacional aunque se ve algún extranjero y lo importante es que estamos en niveles del verano de 2019, recuperando las cifras anteriores a la pandemia”.

También en la parte baja de la comarca la presencia de visitantes es reseñable. Desde la Oficina de Turismo de Graus confirman que los datos de atención de visitantes han superado los de 2019 en esta primera quincena de julio en las mismas fechas, pasando de los 913 de ese año a los 980 de este 2021.

En el Alto Gállego

En el Alto Gállego, por su parte, Anabel Costas, empresaria hotelera y vicepresidenta del sector de Hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca, dice que el mes de julio comenzó “mucho mejor de lo que se esperaba y ahora en la segunda quincena somos optimistas, vemos que vamos hacia adelante”.

Argumenta también que estos días ha habido “como un parón de llamadas para reservas esperando ver qué pasa con el tema de los rebrotes de la covid, pero tenemos muchas ganas, mucha ilusión, por que esto vaya poco a poco hacia adelante”.

En Sobrarbe

Los últimos rebrotes también han afectado ligeramente a las reservas en el Sobrarbe. Paz Agraz, presidenta de la Asociación de Empresarios de Sobrarbe, señala que se ha registrado alguna cancelación -”de familias con algún hijo positivo”-, aunque “se ha remontado con otras reservas”.

A pesar de estas puntuales cancelaciones, Agraz celebra que el turismo “lleva animado dos o tres fines de semana” y que la ocupación ronda el 70% este fin de semana.

Trafico fluido

A pesar de la notable presencia de turistas en el Pirineo, la Dirección General de Tráfico resaltaba este sábado que el tráfico está siendo fluido durante el fin de semana, con una menor presencia de automóviles por la vía que en anteriores semanas, y sin registrar incidentes destacables. 

Etiquetas