Comarcas

TURISMO

El turismo cierra julio con buenos datos e inicia agosto con cautela y optimismo

Las asociaciones hosteleras de toda la provincia celebran las buenas cifras de ocupación registradas hasta el momento

La calle Mayor de Jaca refleja la alta ocupación que hay estos días.
La calle Mayor de Jaca refleja la alta ocupación que hay estos días.
R.G.

El turismo del Alto Aragón cierra el mes de julio con datos muy positivos de forma generalizada, y vive los primeros compases de agosto con optimismo, eso sí, desde la “cautela” que obligan estos tiempos de incertidumbre.

Especialmente bueno ha sido el panorama turístico en la Ribagorza, donde ha alcanzado este mes niveles anteriores a la pandemia -doblando los de 2020- e incluso ha superado las cifras de 2019.

Desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), su presidente, José María Ciria, califica el pasado mes de “uno de los mejores julios que se recuerdan, incluso mejor que el de 2019”, asegura. La previsión, continúa, es que el valle esté “lleno” hasta el 22 o el 23 de agosto.

También en la Oficina de Turismo de Graus confirmaron que julio se cerraba con más visitantes en la oficina que en el mismo periodo de 2019, en concreto, unos 300 más.

Este primer fin de semana de agosto, marcado por la Operación Salida, Sobrarbe ha notificado “bastante movimiento”, según cuenta Paz Agraz, presidenta de la Asociación de Empresarios de Sobrarbe, quien espera que se mantengan los datos de julio durante las primeras semanas del mes que entra y se alarguen hasta septiembre.

“Los hosteleros están trabajando bastante bien”, indica Agraz. Además, “estas fechas son punteras tanto para reservas de alojamientos como para segundas residencias”, lo que está permitiendo recuperar una parte de las grandes pérdidas del último año.

Por su parte, el Alto Gállego comienza el mes de agosto con animación de turismo, ya que muchas son las personas que han elegido este territorio para pasar sus vacaciones este mes que empieza este domingo.

No obstante, hay que destacar que las reservas se realizan más a última hora, y también destaca el turismo de día, así como las segundas residencias que sobre todo desde la segunda quincena de julio hasta la primera de agosto se encuentran en su mayoría abiertas.

Anabel Costas, empresaria hotelera y vicepresidenta del sector de Hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo, dice que agosto “va a ser mucho mejor de lo esperado, pero siempre desde la cautela que debemos tener a nivel individual”.

Costas apunta que la ocupación oscilará entre un 60 y un 80 por ciento, “dependiendo de las zonas de turismo, pero también habrá sitios que van a llegar al cien por cien de ocupación. Cada día se van haciendo reservas y llenando huequecitos de lo que va quedando, esperemos que esto continúe así y que la covid no lo frene”.

En las calles de Alquézar -eje neurálgico del turismo del Somontano-, donde predomina la presencia de turistas, se vive un fin de semana “a tope”, según informa Ana Blasco, empresaria del sector de restauración y concejala de la localidad.

“En realidad cada día es como un fin de semana y en agosto se espera mayor afluencia de turistas porque las plazas se reservaron con antelación”, señala Blasco. En este sentido indica que “Alquézar sigue como un destino preferente para los turistas nacionales”, pero también para los “franceses y belgas, que son habituales”. La Ruta de Pasarelas está entre los lugares más elegidos y también las visitas guiadas a la colegiata de Santa María, referencias importantes en la localidad.

"Cada día es como un fin de semana y en agosto se espera mayor afluencia de turistas"

“Agosto será muy fuerte si esto no falla y julio ha sido muy bueno”, indica Ana Pardina, buena conocedora del sector por su labor profesional. “Con decirte que son cerca de las ocho y aún andamos de faena está casi todo explicado”, indica.

Las cifras de ocupación y reservas se notan en el Valle de Rodellar y en localidades del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

En la Jacetania, “la temporada de verano comenzó muy bien a finales de junio y en julio”, según explicó el director-gerente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), Ángel Bandrés, destacando el impacto de los campamentos escolares, que en Canfranc o Castiello de Jaca permitieron alcanzar “una ocupación del 55%-60% entre semana y superior al 65% en fines de semana”.

“Son datos que llevan a pensar en agosto con optimismo y buenas vibraciones”, continuó Ángel Bandrés, agregando que “ya hay hoteles de 4 estrellas que están al 85% y otros de 3 superan el 70%”, según las consultas realizadas este viernes entre los alojamientos del valle.

“Hay bastantes reservas en Jaca, pero también en Canfranc o Candanchú”, ya que “el tirón turístico lo genera el valle entero”, por el que se está interesando “gente que busca espacios sin aglomeraciones” y donde los puntos de interés “estén cerca”.

Tipo de turista

Las asociaciones que trabajan con el turismo coinciden en que el turismo que predomina es el nacional, y entre las procedencias de los turistas destacan principalmente Cataluña, Aragón, Madrid y Valencia.

Si hay que destacar un turista extranjero, es el vecino francés, que, según apuntan desde Alquézar, ha llegado “sin problemas porque está a gusto”.

También se observa un predominio del turismo familiar, que utiliza los campings y el turismo rural. Estas personas, además de por los elementos patrimoniales, también se interesan por las zonas de baño y los senderos. l

Etiquetas