Comarcas

ENTREVISTA

José Manuel Nicolau Ibarra: “Creo que debemos apostar por una sociedad rural viva”

El profesor ha impartido un curso sobre gestión ambiental sostenible en el medio rural

José Manuel Nicolau, en el río Gállego
José Manuel Nicolau, en el río Gállego
S.E.

 José Manuel Nicolau Ibarra, profesor de la Universidad de Zaragoza, cree que “debemos apostar por una sociedad rural viva, con una naturaleza saludable que proporcione servicios al conjunto de la sociedad”.

Así lo ha puesto de manifiesto en el curso Gestión ambiental sostenible en el medio rural en el actual contexto de despoblamiento y cambio climático, que ha impartido recientemente en la Universidad de verano de Teruel.

El docente explica que una correcta gestión ambiental puede ser clave para acabar con la despoblación.

“Es imprescindible para cualquier territorio que quiera tener futuro, porque el bienestar de sus personas, también procede del mismo, de los servicios que proporcionan sus ecosistemas. Solo con tecnología no se puede vivir, necesitamos también de la naturaleza”, señala.

No obstante, el docente afirma que la gestión ambiental en el medio rural es “compleja” por dos razones: “Porque la naturaleza está en un momento de cambio drástico debido al cambio climático y al cambio de usos del suelo por el despoblamiento rural. Y porque los actores implicados en la gestión ambiental son muy numerosos y con intereses dispares”, enumera.

Sobre el papel de la naturaleza en el reto demográfico, el experto sostiene que “los servicios que proporcionan los ecosistemas son básicos para el turismo y el sector servicios; pero también para la agricultura, ganadería y sector forestal”.

“Todo ello son fuentes de empleo. Pero, además, los ecosistemas rurales aportan al resto de la sociedad el agua que se consume, la biodiversidad que poliniza las cosechas, la regulación del clima, el control de plagas y un sinfín de servicios más, de manera gratuita. La PAC habría de pagar por ello”, asevera.

Nicolau lamenta que el cambio climático “se está viviendo ya en los pueblos”, sobre todo “con un aumento del riesgo de incendios, con un 10 % de descenso de los caudales de los ríos del Pirineo, cambios en la fenología de las cosechas y en el tipo de cultivos”, entre otras cosas.

Sobre las energías renovables, el docente opina que “son necesarias”, aunque “hay que implementarlas de manera que encajen en el territorio sin afectar negativamente a otros bienes como el turismo, la biodiversidad o el paisaje como elemento identitario de los pueblos”.

Con cursos como este, los profesionales esperan esparcir entre diferentes colectivos “las ideas de vanguardia y las experiencias innovadoras que pueden mejorar la situación del medio rural”, especifica.

“La actividad de los profesores universitarios se realiza en tres ejes: la docencia, la investigación y la extensión universitaria, es decir, la difusión a la sociedad del conocimiento. Este curso se enmarca en este último eje”, concluye. 

Etiquetas