Comarcas

ALTO ARAGÓN / RESCATES

La Guardia Civil pide "prudencia" en las ascensiones al Aneto

Siete de los 21 rescates en los que se ha intervenido durante este puente han tenido lugar en el glaciar del pico benasqués

Montañistas en el glaciar durante el ascenso al Aneto.
Montañistas en el glaciar durante el ascenso al Aneto.
G. C.

La Guardia Civil ha hecho un llamamiento a la "prudencia" para todas las personas que tengan previsto subir al Aneto. Este consejo se ha lanzado tras un puente del 15 de agosto en el que se han llevado a cabo 21 rescates en el Pirineo oscense -siete de ellos en el glaciar del Aneto- y durante el que se ha comprobado que una gran afluencia de montañeros se dirigía hacia el pico. Para hacer cima se debe atravesar el glaciar, que se encuentra en unas condiciones para las que se necesita una gran técnica para avanzar, además del material necesario.

Los efectivos de salvamento del Greim de Benasque tuvieron constancia de esta situación al asistir al primer rescate del puente, a primera hora de la mañana del pasado sábado, cuando fueron alertados de que un senderista había sufrido una caída de unos cien metros al resbalar en el glaciar.

El rescatado es un vecino de Vitoria, de 26 años, que resultó con posible fractura de tobillo, además de contusiones y laceraciones en todo el cuerpo, tras deslizarse por una pendiente helada al no llevar el material ni la vestimenta necesaria, según apuntan desde el cuerpo. El herido fue evacuado a Benasque y, desde allí, al Hospital de Barbastro.

Solo dos horas más tarde comunicaban que había cuatro heridos graves en el mismo lugar. La persona que dio la voz de alarma informó que los accidentados sangraban mucho debido a las laceraciones que tenían por todo el cuerpo y a los golpes contra las piedras. Además, al estar sobre el hielo del glaciar, estaban empezando a entrar en hipotermia.

El herido más grave, un varón de 52 años y vecino de Segorbe (Castellón), fue trasladado en helicóptero al Hospital Clínico de Zaragoza, dado que sufría numerosas laceraciones en todo el cuerpo, contusiones, heridas abiertas e hipotermia.

Mientras los especialistas de montaña de Benasque recogían material del accidente anterior ayudados por el helicóptero, observaron a dos personas en apuros en una zona con gran riesgo del glaciar. Estos montañistas, un hombre y una mujer, ambos de 32 años y vecinos de Barcelona, fueron evacuados ilesos tras haberse deslizado varias veces por la pendiente helada hasta que consiguieron detenerse. Su evacuación se decidió por las malas condiciones del terreno y la falta del material necesario.

En la jornada del domingo no se tuvo que intervenir en el glaciar. Sin embargo, dos de los cinco avisos de este lunes han sido por gente enriscada y que no podía continuar por la pendiente helada.

Además, el viernes se llevaron a cabo otros dos rescates en el glaciar del Aneto. En este caso, los heridos no revestían excesiva gravedad.

El sábado, una mujer de Getafe (Madrid) y de 28 años tuvo que ser evacuada por agotamiento después de no poder continuar la marcha por vómitos y fuertes mareos en el Refugio de Estós, en el término municipal de Benasque.

Poco después, un vecino de Lérida, de 61 años, también tuvo que ser evacuado hasta Benasque por un fuerte agotamiento. Y en el último aviso recibido en Benasque durante el sábado se informó de un vecino de Barcelona de 28 años que no podía continuar la ruta por la cresta Espadas-Posets, mareado y con vómitos, por lo que fue trasladado hasta Benasque.

Por su parte, el Greim de Boltaña evacuó a un vecino de Zaragoza de 60 años que sufrió una posible fractura de tobillo cuando hacía barranquismo en el barranco de Miraval, en el municipio de Tella-Sin. En la segunda intervención que realizó este grupo también se rescató a una mujer por lesión de tobillo en el barranco de Gabietos, en Boltaña. En este caso, la mujer, de nacionalidad francesa y de 71 años, fue trasladada al Hospital de Barbastro.

El Sereim de Jaca trasladó a un barcelonés de 58 años de la zona del Circo de Rioseta, en Canfranc, por un fuerte dolor en el pecho y una gran aceleración de las pulsaciones acompañados de mareos.

El Ereim de Huesca llevó a cabo un rescate a cinco personas en en la vía ferrata de Peña Rueba, ya que una de ellas había sufrido un golpe de calor y no podían continuar avanzando. Los rescatados son dos hombres de 23 años y tres mujeres de 23, 21 y 20 años, todos vecinos de Zaragoza.

El domingo, el Greim de Boltaña realizó dos rescates, a una vecina de Zaragoza de 20 años por una lesión de tobillo en Marboré (Bielsa) y a una mujer de 45 años, entre Torla y Puente de los Navarros, por una lesión de rodilla con posible rotura de ligamentos.

El Ereim de Huesca tuvo que asistir a una mujer, vecina de Lérida de 57 años, con lesión de tobillo cuando descendía el barranco de la Peonera. La mujer fue trasladada al Hospital San Jorge con posible fractura de tobillo.

El Greim de Benasque rescató a tres escaladores, dos hombres de 34 años y una mujer, todos ellos de Madrid, que habían quedado enriscados a última hora de la tarde en el descenso de la vía de escalada Territorio Comanche del Pico Abadías.

El primer aviso de este lunes se ha recibido para rescatar a tres menores que habían salido a correr desde Benasque con dirección Cerler y se habían quedado enriscados. Los jóvenes, ilesos, son tres varones de 14 y 15 años vecinos de Barcelona, Zaragoza y Madrid.

En Panticosa, la Guardia Civil ha rescatado a un montañero con fractura de brazo tras haberle caído una piedra cuando ascendía al Pico Infierno. Por último, un aviso sobre las 14.30 horas de este lunes informaba que una montañera se encontraba con temblores en el Pico Collarada. De estos últimos rescates de hoy, no hay más datos por el momento.

Etiquetas