Comarcas

ALTO ARAGÓN

Sierra de Guara “desbordada” ante el turismo nacional del mes de agosto

Los turistas de este año llegan con menos planificación y esto provoca aglomeraciones en algunos espacios

La Sierra de Guara, "la meca" para el barranquismo en familia
Imagen de archivo de un barranquista en Sierra de Guara
S.E.

El Parque Natural de Sierra de Guara está acogiendo este mes a miles de turistas, lo que provoca ciertas aglomeraciones en algunas de las zonas más concurridas y en las localidades circundantes al espacio natural.

César Sánchez, alcalde de la localidad de Bierge, ha observado a lo largo de julio y agosto un aumento de las visitas turísticas, sobre todo, nacionales. “El turismo de este año ha sido mayor al de otros”, ha compartido Sánchez.

Sin embargo, tal y como ha explicado Laura Ventura, presidenta de la Asociación de empresarios de Guara y dueña de la compañía Guías de Bierge, el turismo no es del mismo tipo que el de años anteriores. “Hay mucho público nacional que ha venido tarde y en cantidad”, ha indicado.

Los visitantes de este verano, según ha informado la presidenta de la asociación, son menos planificadores, lo que provoca aglomeraciones, mientras que otros años venían turistas extranjeros que reservaban con tiempo las actividades de su viaje de larga estancia. 

Por otro lado, Ventura ha informado de que los visitantes de este año también requieren más guías para las actividades, por ejemplo, para el barranquismo. “Puede que antes viniese más público francés, que está más acostumbrado a practicar este deporte por su cuenta, entonces al venir gente no experta en montaña se han requerido más los servicios de guía”, ha explicado la dueña de Guías de Bierge. “Como las empresas salen todas entre las 8.00 y 10.00 horas de la mañana, ha habido más aglomeraciones en los puntos de comienzo de los barrancos”.

Sin embargo, Javier Rodríguez, de Guías Buenaventura, ha explicado que durante la actividad no hay contacto entre los grupos, ya que por las medidas obligatorias de seguridad y de respeto al medio ambiente del Parque de Guara, debe haber una distancia entre cada grupo de, por lo menos, 10 minutos. Por lo que las aglomeraciones y las multitudes en los barrancos solo “son momentos puntuales y excepcionales”, ha indicado Rodríguez.

Enrique Salamero, ex-guía de barrancos por 17 años, también ha coincidido en esto. “Hay momentos puntuales en los que se pueden dar aglomeraciones”, ha informado, pero “no es algo extraño, sobre todo este año que hace más calor”.

Por otro lado, desde Guías Buenaventura han indicado que, aunque este año, en comparación al anterior, las medidas covid son menos estrictas, se intentan cumplir en todo momento. “No podemos obligar a nadie a que lleve la mascarilla, aunque la gente la suele llevar, es lo que les indicamos cuando hacen la reserva”, ha compartido Javier Rodríguez. “Nosotros, los profesionales, sí que la llevamos cuando no se cumple la distancia de seguridad”, ha añadido el guía. 

Otro sector que ha notado el cambio del turismo ha sido, según Laura Ventura, el del camping, que han tenido que adaptarse, dentro de lo posible, a las reservas de última hora de los nacionales. “Avisan con poca antelación y obligan a la empresa a ampliar el personal para dar a basto con las exigencias de los clientes”, ha explicado la presidenta de la Asociación de empresarios.

Por otro lado, la hostelería se ha visto “desbordada” por la llegada en masa del turismo de última hora, según ha compartido Ana Blasco, del Restaurante Casa Pardina, de Alquézar.

“Ha sido ya un julio muy tremendo y un agosto sobrepasado”, ha indicado la hostelera. “Yo creo que estamos mejor que en 2019, y ese año ya fue tremendo”, ha añadido.

En cuanto a las aglomeraciones, Blasco considera que todos los sitios turísticos están muy concurridos este año. “Las pasarelas de Alquézar, Aínsa, el Parque de Ordesa... Está todo lleno, no damos a basto nadie”, ha compartido.

El Barranco de la Peonera

Según ha explicado Javier Rodríguez, guía de barrancos, el de la Peonera, situado en el Parque Natural de Sierra de Guara, suele ser uno de los más concurridos.

Sin embargo, a pesar de eso, las aglomeraciones que se pueden dar al principio, por el aumento de los grupos con guías, no son representativas de la cantidad de gente que hay en el recorrido, ya que se mantiene una distancia entre los distintos grupos, que a su vez hace que se genere un poco más de concurrencia en el comienzo del Barranco por la espera entre que empieza un grupo y otro.

El personal de hostelería

Ana Blasco, dueña de Casa Pardina, en Alquézar, ha querido recordar además el problema que la hostelería está viviendo este verano para encontrar personal. “Nadie quiere trabajar en hostelería y tenemos problemas serios para llenar las plantillas de verano”, ha explicado Blasco. 

Según ha explicado, Ana conoce negocios que no han podido abrir por falta de trabajadores. “Por un lado está la gente que se agobia porque no encuentra trabajo, y por otro estamos los que buscamos trabajadores y no encontramos”.

Etiquetas