Comarcas

turismo estival

Balance satisfactorio de las visitas a la provincia durante este verano

Responsables del sector hostelero subrayan la importancia de la actividad de cara a la recuperación de los establecimientos afectados por la pandemia

Ambiente en la avenida de los Tilos de Benasque el sábado pasado.
Ambiente en la avenida de los Tilos de Benasque el sábado pasado.
E.F.

El balance de la actividad turística en el Pirineo este verano ha sido plenamente satisfactorio para los establecimientos hosteleros del sector, con niveles de ocupación similares o superiores al 2019.

La media acumulada total de pernoctaciones en todo el Pirineo Aragonés fue del 55.1% en julio y en la Jacetania se sostuvo un 60 % de media total en este mes, e indican que se alcanzó la cifra de 21.843 viajeros, de los que 15.774 pernoctaron en Jaca.

El presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), Luis Terrén, subrayó que los porcentajes de ocupación han rozado entre el 80 y el 100 por cien en este mes de agosto, tras un mes de julio en el que ha habido “una buena ocupación y reactivación de todo el sector de los campamentos y los campus deportivos”.

Según Terrén, estos datos “son confirmaciones de que el Pirineo es un destino turístico cada vez mas potente y al final todos los valles pirenaicos reciben a más gente que busca actividades al aire libre o de mucho contacto con la naturaleza”.

La ocupación hotelera en julio y agosto en la comarca del Alto Gállego, es mucho mejor de lo esperado.

Anabel Costas, empresaria hotelera y vicepresidenta del sector de Hospedaje de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo, dice que tras los meses tan duros que han pasado, y un primer semestre con un 10 por ciento de ocupación, “de repente nos hemos visto con un julio y agosto muy buenos. Julio ha sido mucho mejor de lo que esperábamos, con una ocupación, depende la comarca, de entre un 40 y un 80 por ciento. Y en agosto hay una ocupación entre un 60 y un 90 por ciento porque, aunque ha habido días del cien por cien, esta semana es más floja, como es lógico”.

Apunta Costas que se está recuperando el turismo internacional francés, inglés, belga y el americano. Para septiembre, si el tiempo respeta, la previsión es mucho mejor que el año pasado. “Ya tenemos un 30 por ciento de ocupación para ese mes”, comenta.

En cuanto a oferta turística, por las pasarelas de Panticosa, que se inauguraban en marzo, han pasado 55.000 personas, las rutas de BTT y senderos, y las visitas guiadas han estado muy concurridas, y Lacuniacha está por encima del número de visitantes de julio y agosto de 2019 y 2020.

El número de visitantes descenderá, a partir de hoy, en Ribagorza, tras un verano con “muy buena afluencia de visitantes”, con valores previos a la pandemia sobre todo durante este mes de agosto. La ocupación en Benasque, el punto más turístico del territorio, rondó de media el 70 por ciento en julio, mientras que este agosto se ha rozado el 95 por ciento de ocupación en todos los establecimientos del municipio.

El técnico municipal de Turismo y Cultura benasqués, Jorge Melero, ofrecía estos datos mientras hacía “una valoración muy positiva de esta temporada estival, con muy buena afluencia de visitantes”. La media de julio fue incluso superior los fines de semana coincidiendo con eventos como la Trail Aneto-Posets.

En cuanto a la buena acogida de la agenda cultural y deportiva, destacó la asistencia a exposiciones, conciertos y festivales como Ballarte o Femube. También la buena temporada de piscinas, detalló, con mejor afluencia incluso que los años 2018 y 2019.

De cara a las próximas semanas, se espera que la ocupación baje al 60 por ciento, aunque “hay buena previsión de ocupación y afluencia para la primera semana de septiembre, sobre todo los fines de semana”. “En definitiva -concluyó Melero- ha habido periodos al mismo nivel de ocupación que antes de la pandemia e incluso mejor”, aseguró, agradeciendo a los turistas que han seguido apostando por Benasque.

En la parte baja de Ribagorza, destacaron que el volumen turístico no ha descendido desde mediados de agosto, como solía suceder, y que de momento ya se superaban las visitas en la Oficina de Turismo de Graus de agosto de 2019 y, por más de un millar, las de 2020. Sobre todo, ha sido turismo nacional que ha disfrutado del entorno, el patrimonio y también de las zonas de baño.

La temporada ha sido satisfactoria entre los sectores de restauración, hostelería y cámpines en la zona delimitada por la referencia Guara Somontano. Laura Ventura, presidenta de la Asociación de Empresarios, señaló que “ha sido buena sin ser la mejor en términos comparativos con otras anteriores a la pandemia. Al menos ha servido para compensar el tiempo que no hubo actividad”.

En su opinión, “toca sentarnos para sacar números y aunque se ha visto mucho movimiento ha habido muchos veranos como éste y mejores. La tendencia ha ido al alza con especial incidencia en el turismo nacional, más diversificado en procedencia, mientras que se repite la fidelidad de los turistas franceses que conocen la zona”.

Ventura indicó que “los efectos de las vacunas se han notado mucho y también las ganas de salir de casa que tiene la gente”. En todo caso dijo que “no ha habido un desborde ni colapsos en ningún momento”.

“Los efectos de las vacunas se han notado mucho y también las ganas de salir de casa que tiene la gente”.

María Jesús Morera, consejera de Turismo en la Comarca de Somontano, indicó que “el mes de julio ha tenido un número de pernoctaciones superior al año pasado pero por debajo del 2019. Estamos pendientes de conocer los números en agosto que, en apariencia, son buenos. El sector necesitaba esta inyección económica”.

Al mismo tiempo, “se ha observado una tendencia de reservas con poca antelación e incluso, aumento del turismo de un solo día. Una vez que tengamos números reales, debemos hacer una reflexión para seguir trabajando con objeto de que el destino @guarasomontano sea referencia de turismo sostenible y de calidad”.

La actividad turística en la comarca de La Hoya de Huesca este verano se encuentra en situación de prepandemia en cuanto al número visitantes, con cifras superiores al 20 por ciento, como refleja el Castillo de Loarre.

El gerente de Loarre Turismo Activo S.L., Roberto Orós, destacó que en agosto del 2019 se registró el paso de 20.000 visitante y el viernes pasado ya se superaba esta cifra a falta de que se cierre el mes con los días restantes y estimó que las visitas en agosto de este año pueden situarse entre las 23.000 o 24.000.

Ese incrementó de visitas también se ha notado el pasado mes de julio, en el que se registró el paso de 14.000 personas frente a las 12.000 del 2019 y las 7.000 del 2020.

En el caso de las actividades organizadas por la Comarca de La Hoya de Huesca, de puntos de encuentro naturales, pueblos contados, tren geológico, puertas abiertas y rutas nocturnas, “se han ido realizando en menor cuantía” por las limitaciones de 20 personas por grupo. Si bien Orós destacó “que todo están funcionando mejor que en 2020”, en el caso del programa de Puertas Abiertas “todavía no se han alcanzado los registros del 2019 a falta de contabilizar el mes de agosto”.

El balance de la actividad turística en general en La Hoya “ha sido satisfactorio en este mes de agosto y lo que queda como expectativa es que sea una inercia a futuro de que las cosas van a volver a estar como en 2019 o mejor”.

Desde la Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe, su presidenta Paz Agraz, indicó que desde finales de junio “empezamos a percibir una afluencia de turistas que se ha ido manteniendo durante todo el verano y los primeros días de agosto”.

En Sobrarbe ha predominado este verano “el turista nacional en busca de experiencias de naturaleza con algo de internacional”, a lo que hay que sumar la ocupación en segundas residencia, Todo ello ha mejorado la actividad comercial y de restauración en esta comarca pirenaica.

La actividad de este verano, a juicio de Agraz, “es un bálsamo para levantar los ánimos del empresario y no tener que cerrar su negocio” respecto a las consecuencias de la pandemia sanitaria. Por otro lado, la responsable de la Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe se mostró crítica por la falta de ayudas al sector por no tener estaciones de esquí.

En Sobrarbe, al no tener pistas de esquí, parece que nos han relegado y no se nos ha tenido en lo que corresponde a ayudas que sí están recibiendo otras comarcas vecinas”, lamentó Agraz tras la crisis del invierno pasado.

Etiquetas