Comarcas

VENDIMIA 2021

Buenas perspectivas comerciales en el sector del vino

La recuperación del consumo, el aumento de las exportaciones y la caída de la producción en Francia e Italia, abren grandes oportunidades

Uva del Somontano
Uva del Somontano
S.E.

En el inicio de la vendimia 2021, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, reclama que las buenas perspectivas comerciales para los vinos españoles se traduzcan en unos precios rentables para los viticultores.

El sector del vino es un pilar estratégico de la vertebración del territorio aragonés, con más de 4.000 familias de viticultores y cerca de 36.000 hectáreas de viñedo y en el que más del 85% de la producción está dentro de una figura de calidad diferenciada con reconocimiento comunitario (DOP e IGP). En ese sentido, la organización agraria señala que las prácticas especulativas de grandes bodegueros e industriales no deben frenar de forma artificial la subida de precios de la uva que dibujan los fundamentos del mercado de oferta y demanda.

Menos oferta:

Las cuatro denominaciones de origen protegidas (DOP) de la comunidad, Cariñena, Borja, Somontano y Calatayud, esperan una reducción de cosecha en torno a un 16% respecto al año anterior, al pasar de 154 a 126 millones de kilos de uva.

D.O.P. Somontano: 4.000 has y una previsión de 19 millones de kilos de uva, un 20% más que el año 2020. Estado sanitario muy bueno, por lo que se prevé una muy buena calidad del producto y la vendimia ya ha comenzado.

D.O.P. Borja: 6.200 has y una previsión de cosecha entre 28-30 millones de kilos de uva, un 15% menos que en 2020. La variación de cosecha se debe a una primavera muy seca, estado sanitario muy bueno y temperaturas muy buenas que auguran una buena calidad del producto. Esperan empezar a vendimiar a partir del 15 de septiembre.

D.O.P. Cariñena: 14.084 has y una previsión de cosecha de 65 millones de kilos de uva, un 25% menos que el año pasado. La reducción en la vendimia de este año con respecto a la media se debe a la climatología de la campaña, con precipitaciones por debajo de la media todo el año, un invierno con temperaturas muy frías y unos meses de julio y agosto calurosos, estado sanitario muy bueno. Inicio de la vendimia a mitad de septiembre.

D.O.P. Calatayud: 3.300 has y una previsión de cosecha similar al año 2020, 12 millones de kilos. En cuanto a la calidad de la cosecha va a ser buena, y su inicio de vendimia será a finales de septiembre.

Zonas productoras en España y Europa:

La estimación de producción para esta campaña 2021/22 es de 39,5 millones de hectolitros, lo que supondría un descenso del 15% respecto a la anterior. Las previsiones de hl de vino en España son las siguientes: Castilla-La Mancha 22,5 Mhl estimados (-21%); Extremadura 2,3 Mhl (-20); C. Valenciana 2,2 Mhl y una caída del 19,4%; y Aragón, donde la previsión es de un 23,4% menos de vino, 969.400 hl.

Los grandes países productores, Francia e Italia, esperan reducciones aún más acusadas por las heladas tardías, lo que mejorará la perspectiva comercial de los vinos españoles. La producción francesa de vino en 2021 podría situarse, según el ministerio de agricultura galo, en un nivel históricamente bajo. Las autoridades francesas prevén una caída de entre 24% y 30%, debido también a algunas enfermedades de la vid, como oidio y mildiu, que proliferaron debido a las lluvias de verano.

Más demanda:

Entre los factores que más están influyendo en un mayor dinamismo en el mercado del vino se encuentra el aumento del consumo en el 'canal Horeca', por la recuperación de la actividad en bares y restaurantes y el tirón del turismo nacional tras la fase más grave de la pandemia. La propia Federación Española del Vino (FEV), espera “para mediados de 2022”, haber superado la crisis generada en el sector por la pandemia y volver a las ventas de 2019.

Este hecho también se ha producido a nivel mundial, lo que ha tenido su reflejo en el aumento de las exportaciones. De momento, el mes de mayo, último dato conocido, ha sido el mejor mayo de la serie histórica en cuanto a exportaciones y ello ha propiciado que en los cinco primeros meses de 2021, los crecimientos sean ya del 15% en valor y del 21% en volumen, alcanzándose los 935,3 millones de litros y los 1.122,9 millones de euros. La supresión de los aranceles de entrada a EEUU también ha influido en estas cifras. Se abren expectativas comerciales para los vinos y resto de transformados vitivinícolas españoles, tanto para abastecer a los mercados comunitarios como aquellos a los que Francia e Italia suministran habitualmente.

¿Esto implica que tengamos mejores precios los viticultores?.

En Aragón buena parte del sector vitivinícola está en Cooperativas, y los viticultores como socios de las mismas están exentos de la obligatoriedad de la formalización de contratos. Queremos recordar que los agricultores que no sean socios de una cooperativa, sí que están obligados a formalizar un contrato por escrito con la bodega antes de la entrega de la uva de vinificación. En dicho contrato se debe reflejar el precio (que no debe estar por debajo del precio de coste de producción) y debe ser abonado en el plazo máximo de un mes desde la fecha de entrega.

En este sentido, UAGA pide a los viticultores que no entreguen uva a precios por debajo de costes. En el caso de encontrarse algún contrato de compra-venta con cláusulas abusivas en las que les obliguen a reconocer costes de producción falsos, la organización agraria pone a disposición sus servicios jurídicos para tramitar una denuncia ante la AICA (de forma totalmente anónima) por incumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria.

Etiquetas