Comarcas

alto aragón

Dudas sobre el procedimiento para gestionar el esquí escolar

Varias comarcas siguen estudiado cómo organizar la campaña, tramitada antes por DPH

La Semana Blanca anima y llena de escolares las pistas de esquí de Huesca
Escolares  durante una de las campañas en las pistas de esquí de Huesca
S.E.

No todas las comarcas altoaragonesas afrontan de igual manera la gestión de la campaña de esquí escolar que hasta ahora ha venido organizando la Diputación Provincial de Huesca (DPH) y que este año organizan después de que la institución provincial acordara delegar en ellas, tras dos temporadas sin llevarse a cabo. La DPH alega que deportes no es materia de su competencia, sino de las comarcas y alude a la nueva ley subvenciones, tras argumentar en un principio que había otras prioridades presupuestarias. De este modo, otorgará subvenciones directamente a las comarcas en función del número de escolares que acudan a esquiar. La cuantía global que transferirá alcanza los 170.000 euros (similar al gasto de otros años), que supone aproximadamente y teniendo en cuenta los usuarios de otras campañas, una ayuda de unos 100 euros por niño.

Algunas comarcas plantean dudas e incógnitas por cuestiones de tipo administrativo y legal a la hora de licitar, adjudicar y contratar el desplazamiento, alojamiento, cursillo de esquí y alquiler de material, otras hablan de “premura”, otras explican que aún tienen que estudiar el procedimiento administrativo para contratar los cinco días de esquí, y otras consideran que esta fórmula facilitará que el esquí puede llegar a más niños.

Otras, como la de Sobrarbe, seguirán como lo han hecho hasta ahora, subvencionado directamente desde la comarca la actividad que organizan las asociaciones de madres y padres de alumnos (amypas) de cada colegio, según explica el consejero Gonzalo Parra, quien aclara que nunca han participado en la campaña de la DPH.

En cualquier caso, todas las comarcas muestran su voluntad de dar con la fórmula adecuada para que los niños de la provincia que lo deseen puedan ir a esquiar cinco días a alguna de las estaciones del Pirineo oscense. Por volumen de escolares, La Hoya es la comarca que más tiene al estar incluida Huesca ciudad, con unos 800 participantes en temporadas anteriores.

El presidente de la Comarca de La Hoya, Jesús Alfaro, explica que este año, al ser una subvención directa la que recibirán de la institución provincial, tienen que licitar todos los servicios (desplazamiento, alojamiento, cursillos...) en un pack para lo que hay que hacer un pliego concretando el albergue y la estación sin opción a que los escolares puedan elegir.

Además, la Comarca calcula que tendría que disponer de cerca de 400.000 euros (tendría que acudir a un crédito o echar mano de remanentes) para adelantar el dinero a la empresa que ganara el concurso y con la que se contrataría la campaña de esquí. Por ello, Alfaro considera que hay otras fórmulas, como la encomienda de gestión, que les favorecería los trámites. No obstante, siguen estudiando cuál sería la mejor fórmula para llevar a cabo la campaña, ya que no renuncian a ella, al tiempo que mantienen la propuesta propia de esquí durante la Semana Blanca.

En el polo opuesto, en cuanto al número de posibles participantes, está Los Monegros. La Comarca llevará a cabo, a partir de la próxima semana, un sondeo por los colegios para conocer el número de alumnos interesados “y nosotros estamos valorando lo que nos ofrecen las estaciones”, señala el presidente comarcal, Armando Sanjuan, quien indica que por los datos que les han facilitado desde la DPH, “solía haber entre 38 y 40” escolares en años anteriores.

En la Jacetania, la Comarca lleva idea de mezclar su campaña de esquí escolar y lo que propone la DPH. “Tenemos que estudiarlo y de momento, apenas hemos recibido información”, aseguró el técnico comarcal que se ocupa del programa, Abel Blasco, agregando que la apuesta de la institución provincial “no se amolda mucho a las características de la comarca, porque quieren dirigirse a escolares de 10 a 18 años, cuando nos parece importante empezar a partir de los 5 años”.

La previsión del ente comarcal es que 550 alumnos del territorio participen en el programa de esquí escolar, para el que la Comarca cuenta con una línea de subvención de la que se pueden beneficiar los centros escolares, que reciben 25 euros por cada niño que sube a esquiar, con la condición de que sea un mínimo de 5 días y 10 horas de clase, “siendo la finalidad que aprendan a esquiar”, sobre todo la disciplina del esquí alpino, aunque también se aborda el fondo y el snowboard.

Los cursillos “están muy bien organizados por las Ampas, son muy valorados y participan todos los colegios de la comarca”, incluyendo los de Jaca, el CRA Río Aragón y los centros de Canfranc y Villanúa. Estos dos últimos, “desde hace muchos años, suelen dedicar un día a la semana a esquiar”, entre enero y marzo, por su cercanía con Astún y Candanchú.

La vecina Comarca del Alto Gállego estudia la manera de encajar la campaña escolar de esquí que plantea ahora la Diputación Provincial con la campaña que desde hace años viene organizando la comarca para los escolares de este territorio. “Nuestros escolares no participaban en la campaña de esquí que sacaba la Diputación Provincial porque participaban en las campañas ya tradicionales que sacamos desde comarca y que esta temporada tenemos intención de continuar con ellas y así ya se lo hemos trasladado a las propias Ampas de los colegios”, explica la presidenta comarcal, Lourdes Arruebo. “Las comarcas que tienen cerca las estaciones de esquí y no necesitan alojamientos montamos nuestras propias campañas”.

Asimismo, detalla que tienen previsto sacar campaña de esquí en la Semana Blanca, “en la que van a esquiar los alumnos que quieren, hay algunos que esquiarán esa semana cuatro días y otros dos días, también hay otra propuesta para los de sexto de esquiar cinco días en horario escolar, así como la jornada de un día en la nieve para los alumnos más pequeños”.

Desde la Comarca de la Ribagorza, se ha contactado con los centros educativos para ver los posibles interesados en participar y hacer una estimación para pedir la subvención a Diputación. De momento, el número es suficiente para llevar adelante la campaña. Por ello, el siguiente paso de la comarca será pedir la subvención durante este mes de noviembre y contar con la confirmación por parte de los interesados en participar. La campaña se hará en Aramón Cerler, que es la estación de referencia de Ribagorza. El último paso, será sacar la campaña a concurso. En función de los participantes, se seguirá un proceso u otro y se verá qué empresa o agencia se encarga de llevarla a cabo.

También la Comarca del Somontano está tanteando a los centros educativos para saber el número de alumnos interesados, aunque Carmen Guardia, coordinadora del Servicio Comarcal de Deportes de la Comarca de Somontano, considera que el anuncio de que serán las comarcas encargadas de gestionar los desplazamientos y estancia se ha hecho con premura por lo que aún tienen que estudiar cómo lo harán. “Estamos a la espera de conocer más detalles y ver cómo lo podemos organizar. Depende de la cuantía (de la subvención) para hacer un procedimiento u otro”.

La Comarca del Cinca Medio tiene previsto iniciar esta próxima semana todo el proceso “con todos los colegios que nos lo soliciten” y “hablaremos con la DPH para que nos informe” y organizar las jornadas de esquí.

“Oportunidad”

En la Comarca de la Litera, la consejera Tania Solans considera que esa nueva fórmula es “una oportunidad” que hará que más niños puedan esquiar en el Pirineo, en concreto a Panticosa, ya que ahora la inscripción será individual, mientras que hasta ahora solo podían optar aquellos escolares cuyos colegios se sumaban al programa de la Diputación. La consejera explica que a principios de la próxima semana esperan tener un número estimativo de alumnos interesados (hace dos años fueron 160), tras lo que licitarán en un único paquete desplazamiento, alojamientos, alquiler de material y curso de esquí. La Comarca de la Litera prevé que los niños de 10 a 14 años vayan la semana del 10 al 14 de enero, y los de 15 a 18 años vayan la siguiente, del día 17 al 21.

La Comarca del Bajo Cinca, a través de su Servicio Comarcal de Deportes, se hará cargo de mantener la campaña escolar de esquí, aceptando así la delegación de la DPH. El consejero comarcal de Deportes, Héctor Alonso, y el coordinador del servicio, Dani Sorolla, han mantenido reuniones con los responsables de todos los colegios de la comarca y, “prácticamente todos han mostrado interés en participar en esta campaña que el año pasado no se pudo desarrollar”, según Héctor Alonso. La previsión que manejan es que ”podrían participar unos doscientos alumnos en la campaña y se han hecho los trámites necesarios para reservar una partida presupuestaria para hacer frente al coste que puede suponer para la comarca esta iniciativa”.

La Comarca del Bajo Cinca también tiene previsto retomar sus propios programas y cursos de esquí para niños y adultos que desarrolla desde hace años, con un gran éxito de participación. Así, se repetirá la salida escolar aprovechando la Semana Blanca y los cursillos de iniciación y perfeccionamiento que se celebran normalmente durante el mes de febrero. Unos cursos que el año pasado no se pudieron celebrar debido a la pandemia. 

Etiquetas