Comarcas

Vialidad invernal

Sal y quitanieves para garantizar la circulación en las vías oscenses

El dispositivo de la DPH aporta seguridad en los desplazamientos y a servicio a más de 650 poblaciones altoaragonesas

Labores de limpieza de la nieve en el municipio de Torla-Ordesa (Sobrarbe) hace unos días..
Labores de limpieza de la nieve en el municipio de Torla-Ordesa (Sobrarbe) hace unos días..
DPH

“Nuestro Plan de Vialidad Invernal es un modelo que podría ser exportable perfectamente a otros ámbitos”. Quien así habla es Joaquín Monesma, diputado delegado de Obras de la Diputación Provincial de Huesca. Este plan da servicio a más de 650 poblaciones altoaragonesas para garantizar en la medida de lo posible la accesibilidad a los distintos núcleos urbanos y la circulación pese a la nieve o el hielo que pueda haber durante los meses de invierno en las distintas carreteras municipales y de titularidad provincial.

Hace ya más de 15 días que arrancaron las primeras labores para paliar los peligros del frío. Como es habitual desde hace años, lo normal es comenzar con medidas preventivas, echando fundentes -o sea, sal- en las zonas más sombrías. El último fin de semana, sin embargo, ya tuvo que ponerse en marcha el operativo de lleno, con las primeras nevadas. Su objetivo no es otro que intentar garantizar al máximo la seguridad en las carreteras y los accesos de vehículos de emergencia en caso de necesidad, tal como explica Joaquín Monesma.

3.000.000 de euros

Además de las labores de prevención y limpieza de la nieve y el hielo que puedan ir generándose por las malas condiciones atmosféricas, con el Plan se lleva a cabo una precisa y detallada señalización en las carreteras, la instalación de silos para el acopio de sal, así como la extensión de fundentes.

El servicio este año cuenta con un presupuesto ampliamente incrementado respecto a ejercicios anteriores: de 1.200.000 euros se ha pasado a los 3.000.000, de los que 600.000 euros se destinarán a la adquisición de fundentes, otros 200.000 para los convenios que se firman con las comarcas para gastos de explotación y 2.200.000 de euros procedentes del Plan de Inversiones, para la adquisición de material dedicado a Protección Civil.

“Resulta complicado hablar de cifras y de número de trabajadores implicados en las labores del Plan”, expone Monesma, puesto que además de los miembros de Protección Civil existen unos acuerdos con las distintas comarcas para que estas puedan contratar por ejemplo los servicios de agricultores para que usen sus tractores debidamente pertrechados con cuchillas y saleros o de esa misma manera utilizar los servicios de los camiones de recogidas de basura. “Podemos activar el plan desde el preciso momento en el que se necesita y además de esta manera podemos llegar a todas las zonas de la provincia”. concluye el diputado.

“Podemos activar el plan desde el preciso momento en el que se necesita y además de esta manera podemos llegar a todas las zonas de la provincia”

Las carreteras municipales y provinciales oscenses se encuentran en la mayoría de los casos diseminadas por la geografía altoaragonesa y es necesario que las otras administraciones -la estatal y la autonómica- realicen también con precisión su trabajo para que los equipos provinciales puedan acceder a limpiar sus vías.

El Plan está dirigido a auxiliar a las 10 comarcas que componen la provincia, si bien aquellas ubicadas en la alta montaña precisan de más ayuda debido a las fuertes nevadas que caen durante estos meses. En este sentido, el presidente de la Ribagorza, Marcel Iglesias, opina que el dispositivo de vialidad invernal de su comarca posiblemente sea uno de los más importantes que haya en Aragón. “Tenemos muchos kilómetros de alta montaña. Aquí hay que llevar ruedas de nieve o cadenas y a veces es necesario un poco de paciencia hasta que los medios puedan llegar a despejar la carretera”, explica. Para Iglesias, este año han hecho una inversión histórica.

Con respecto a las labores de un día nevado de invierno, Marcel Iglesias explica que los primeros núcleos de población que intentan limpiar son los que tienen niños que deben desplazarse a los colegios para que se pueda realizar de manera adecuada el servicio del transporte escolar, «aunque haya días con retrasos».

De la misma opinión se muestra Lourdes Arruebo, del Alto Gállego, quien expone que en su comarca, que abarca unos 220 kilómetros de carreteras, hay unas rutas marcadas para dar prioridad a los escolares. “Allí es donde empezamos a limpiar”, afirma Arruebo, quien también se siente satisfecha con la aportación que ha hecho la Diputación Provincial de Huesca.

Por su parte, Pedro Manuel Loscertales, alcalde de Castelflorite, en Los Monegros, dice que en su comarca no es tan habitual que nieve como en el Pirineo pero sí que suele helar, por lo que la labor del Plan de Vialidad Invernal también resulta fundamental. “Nuestra prioridad es que ninguno de nuestros núcleos urbanos se quede bloqueado”, asevera. En este sentido, el pasado fin de semana ya estuvieron en estado llamado de ‘prevenga’, sobre todo en aquellos municipios que lindan con la sierra de Alcubierre, con vehículos listos por si había que esparcir sal.  

Trabajos en la vía de Fiscal (comarca del Sobrarbe) durante el pasado fin de semana.
Trabajos en la vía de Fiscal (comarca del Sobrarbe) durante el pasado fin de semana.
DPH
Etiquetas