Comarcas

NAVIDAD EN EL ALTO ARAGÓN

Las comarcas con pistas de esquí esperan mejorar la ocupación a finales de año

Las reservas han bajado del 90 al 65% en Jacetania debido a la evolución de la pandemia

Papá Noel en Aramón Formigal-Panticosa, el víspera de Navidad.
Papá Noel en Aramón Formigal-Panticosa, el víspera de Navidad.
Grupo Aramón

La evolución de la pandemia de covid condicionado al sector hostelero de las comarcas con estaciones de esquí, que esperan una mejoría de cara a final de año, aunque las segundas residencias y casas de turismo rural ofrecen unos porcentajes que en los casos del valle de Benasque y Tena rozan el lleno. Mientras tanto, Papá Noel esquió el viernes en Aramon Cerler, que estrenó la pista Pala Dreta, y en el sector de Formigal-Panticosa.

En la Jacetania, desde la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA) han asegurado que la ocupación oscila entre un 65% de media en el valle y un 68% a pie de pistas, con Jaca al 65 % en hoteles de tres y cuatro estrellas.

“En algunos establecimientos hubo muchos cambios y anulaciones de hasta un 25% de las reservas, en su mayoría por la evolución de la pandemia”, ha asegurado el director-gerente de la ATVA, Ángel Bandrés. Los alojamientos destacan que “hace una semana había mucha demanda para el periodo comprendido entre el 26 de diciembre y el 5 de enero, pero se han recibido numerosas cancelaciones y la ocupación ha pasado del 90% al 65%”.

Estos datos de “alta demanda de ocupación” en las reservas para Navidad y Reyes “se produjeron desde el puente de la Constitución e incluso, antes”. Las cancelaciones “se realizan sobre todo por la situación sanitaria y el mal tiempo”. A pesar de “la situación inestable” en las reservas, la mayoría de los empresarios confían en recuperar las cifras de ocupación previstas de inicio.

Por el momento, “se resiente” la restauración, pues “se han producido muchas cancelaciones en cenas o almuerzos navideños de particulares y empresas, así como de las celebraciones del día de Navidad, Nochevieja y Año Nuevo”. Desde la ATVA han insistido en “pedir prudencia y respeto al cumplimiento de las limitaciones de aforos y normas sanitarias y de distanciamiento social, pues todavía estamos superando la sexta ola de la pandemia”.

El aumento de casos covid lleva consigo la cancelación de reservas hoteleras para estos días, y de cara a la semana de Nochevieja y Año Nuevo en el Alto Gállego. Desde la Asociación Turística Valle de Tena su directora, Sandra Lecina, ha comentado a este diario que la primera parte de las Navidades, en cuanto a ocupación se refiere, ha rondado el 60 por ciento, por regla general los días de Nochebuena y Navidad se pasan más en familia. “De cara al puente de Año Nuevo suben las reservas a un 70 y 80 por ciento, pero estas cifras pueden variar en un mismo día tanto al alza como a la baja ya que la situación por el crecimiento de los contagios covid afecta de manera drástica al turismo, por lo que puede haber tanto cancelaciones como reservas de última hora”, indica.

En las comidas y cenas en los restaurantes también se dejan notar los efectos de la sexta ola de la pandemia. Los hosteleros inciden en la necesidad del cumplimiento de las normas covid para poder seguir trabajando.

Estos días también se nota un incremento de ocupación en segundas residencias y en casas rurales, en estas sobre todo de cara a fin de año.

Las estaciones de esquí de Aramon Formigal-Panticosa cuentan con 142 kilómetros esquiables de nieve dura con espesores de 50 a 200 centímetros, y 121 pistas. Y el espacio nórdico del balneario de Panticosa tiene un circuito de 6 kilómetros con espesores de nieve polvo de entre 90 a 120 centímetros, para la práctica de esquí alpino y paseos con raquetas.

El empeoramiento de la situación sanitaria ha motivado que muchos visitantes que tenían previsto pasar sus vacaciones de Navidad en el valle de Benasque hayan anulado las reservas. Si bien las segundas residencias mantienen la actividad, el sector hostelero está siendo el más afectado.

Hemos pasado de esperar una ocupación del cien por cien entre el 26 de diciembre y el 5 de enero, a que tal vez no pase el 60 por ciento”, ha lamentado el presidente de la Asociación Turística y Empresarial “Valle de Benasque”, José María Ciria, quien sin embargo ha considerado lógicas las reservas de los turistas.

Aunque hay algo de animación, dista mucho de lo previsto hace algunas semanas. “Las segundas viviendas están llenas y habrá movimiento en los comercios y en los restaurantes. El sector más tocado es el hotel, pese a los esfuerzos que hemos hecho”, ha explicado aludiendo a la instalación de filtros Epa, por ejemplo, en algunos establecimientos.

El arranque navideño, coincidiendo con el momento más álgido de esta nueva ola de contagios, ha sido malo. “Esta semana ya está anulada y lo que pase del 26 al 2 veremos a ver cómo acaba porque, de momento, están llamando para anular”.

El estreno de la película de Netflix “A mil kilómetros de la Navidad”, rodada en buena medida en el Valle de Benasque, está siendo una promoción adicional llevando a la pantalla grande hermosas imágenes invernales de este destino de nieve.

Etiquetas