Comarcas

JACETANIA

"Que los más jóvenes no crean que la democracia es un regalo"

La Escuela de Invierno de Nuevas Generaciones del PP se clausura en Jaca con un homenaje a Manuel Giménez Abad, asesinado por ETA hace 21 años

Manuel Giménez Larraz se dirige a los asistentes al homenaje a su padre ayer en Jaca.
Manuel Giménez Larraz se dirige a los asistentes al homenaje a su padre ayer en Jaca.
S.E.

La Escuela de Invierno de Nuevas Generaciones (NNGG) del Partido Popular de Aragón ha cerrado este domingo su VII edición en Jaca, con el tradicional homenaje a Manuel Giménez Abad, presidente del PP en Aragón asesinado por ETA hace 21 años. El acto se ha celebrado junto a la escultura levantada en su honor en los jardines del paseo que lleva el nombre el político jaqués.

La secretaria general del PP aragonés, Ana Alós, y uno de los hijos de Manuel Giménez Abad, Manuel Giménez Larraz, han recordado y defendido el legado de valores democráticos del político asesinado y ambos han puesto el acento en la necesidad de que nadie, especialmente las nuevas generaciones, olvide el esfuerzo y trabajo que costó en España conquistar la democracia y la necesidad de cuidarla día a día.

Alós ha aludido a los 21 años transcurridos desde el atentado y ha señalado que “en estas dos décadas, la fortaleza democrática de nuestra sociedad ha sido capaz de derrotar al terrorismo”. 

Que las generaciones más jóvenes -ha añadido- no crean que la democracia es un regalo, lo decía Manuel Giménez Abad; es un esfuerzo colectivo que hay que construir todos los días. Eso es lo más importante en el recuerdo a Manuel Giménez Abad y a todas las víctimas del terrorismo”. 

La secretaria general del PP aragonés, que ha definido a Giménez Abad como “un hombre íntegro y trabajador que por encima de todo creía en la razón, la democracia y la palabra”, ha considerado “fundamental oponernos al blanqueamiento del terrorismo y su legado criminal. No es aceptable que el Gobierno de España ceda ante los terroristas y su entorno en negociaciones nauseabundas con la única finalidad de lograr el voto de Bildu”.

Manuel Giménez Larraz, por su parte, ha incidido en que hay que ser “conscientes de que este logro que es la democracia no es algo con lo que podamos contar siempre, no lo podemos dar por hecho, hay que cuidarlo día a día, con nuestro comportamiento cívico, con la forma con la que hacemos la política”.

A su juicio, valores democráticos como la libertad, la igualdad, la justicia el pluralismo político “llevan el nombre de Manuel Giménez Abad y de las más de 800 víctimas asesinadas por el terrorismo en nuestro país”.

Ha incidido en que “hoy ETA ha sido derrotada, pero el proyecto político que representa pervive, tratando de alimentarse de candidez o peor aún del sectarismo de los que creen que el hecho de haber dejado de matar, de secuestrar o de extorsionar les imbuye de una legitimidad democrática y ética ante la que todos deberíamos sucumbir”. 

Etiquetas