Comarcas

PATRIMONIO

"Lo que ha pagado el pueblo, que sea para el pueblo"

Un centenar de manifestantes ha pedido frente al Obispado de Huesca que la propiedad de la ermita de la Virgen de Casbas de Ayerbe sea municipal 

Concentración frente al Obispado de Huesca en la mañana de este domingo.
Concentración frente al Obispado de Huesca en la mañana de este domingo.
PABLO SEGURA

“Lo que ha pagado el pueblo, que sea para el pueblo” ha sido la frase que este domingo por la mañana han coreado el centenar de manifestantes que se han concentrado frente a la sede del Obispado de Huesca, en la capital oscense, para reclamar la propiedad municipal del Santuario de la Virgen de Casbas de Ayerbe.

Ha sido la segunda vez que la Plataforma en defensa de la propiedad de la Virgen de Casbas ha convocado y movilizado a vecinos de la zona para reclamar en la calle que la propiedad de este edificio sea del Ayuntamiento y no de Obispado de Huesca, después de que el pasado mes de septiembre el Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca dictaminara que el Obispado oscense es el propietario de la ermita, cuyas valiosas pinturas murales le han valido el calificativo de la “Capilla Sixtina del Alto Aragón”.

Contra esta sentencia en primera instancia, el Ayuntamiento presentó un recurso que debe resolver la Audiencia Provincial de Huesca. En caso de que de nuevo el fallo judicial también considere que la Diócesis es la propietaria del inmueble, el Consistorio acudirá a instancias judiciales superiores, según ha confirmado José Luis Gállego, teniente de alcalde de Ayerbe y portavoz municipal del PSOE, presente en la manifestación de este domingo junto al alcalde de la localidad, Antonio Biescas, en apoyo “a la concentración popular”.

Los asistentes al acto han desplegado varias pancartas y carteles reivindicativos y han coreado el lema “Lo que ha pagado el pueblo, que sea para el pueblo”. Tras protagonizar una sonora pitada, el portavoz a de la plataforma, Ricardo Javierre, ha leído un comunicado, y la concentración ha terminado con la recogida de más firmas contra la decisión del juzgado, que se sumarán a las 854 recogidas hasta ahora.

Ricardo Javierre ha avanzado que los ayuntamientos de Ayerbe y Biscarrués han aprobado en sus respectivos plenos municipales su apoyo y adhesión a la plataforma, y que esperan contar en breve con el respaldo de “casi todas “ las asociaciones de la zona. Ha calificado de “sorprendente” la decisión del juzgado e ha insistido en que la ermita está registrada en el Inventario Municipal y en el Catastro desde los años 70.

Ha explicado que el templo actual fue construido por los vecinos y vecinas del pueblo a principios del siglo XVIII y, por eso, en su retablo y en el frontal de la mesa altar aparece al escudo de Ayerbe. “Desde su construcción, todos los gastos de reconstrucción y mantenimiento, incluidos los de agua y luz, han sido pagados por el Ayuntamiento”, ha asegurado, al tiempo que ha detallado que fue en 2017, cuando terminaron las últimas obras en la ermita promovidas por el Ayuntamiento, cuando el Obispado demandó al Consistorio al intentar la inmatriculación de la ermita.

El portavoz de la plataforma ha insistido en que quieren “una comunión” con el Obispado y que se sigan celebrando los cultos religiosos en la ermita, y ha confirmado que el Ayuntamiento dispone de las llaves del santuario para llevar a cabo visitas guiadas. “La gente en Ayerbe, tanto devotos como no devotos, tiene mucho cariño y devoción a la ermita”, ha apuntado.

El teniente de alcalde de Ayerbe ha incidido en que “entendemos que la ermita de la Virgen de Casbas ha sido siempre del pueblo, no solo porque está en el Inventario Municipal desde hace 30 años, sino porque también la mandó construir el Concejo de Ayerbe en 1700 con dinero del pueblo”. “Además - ha añadido - el Ayuntamiento lleva más de 30 años invirtiendo en un edificio que si no hubiera sido por los más de 600.000 euros invertidos, hoy este litigio no existiría porque la ermita estaría en ruinas, porque nadie se ha acordado de ella, de venir a reparar la cubierta ni las cimentaciones, por lo hacíamos el ayuntamiento, que es el propietario”. Ha anunciado que el Ayuntamiento, “que no puede por ley allanarse en la defensa del patrimonio, no dejará de recurrir y vamos a ir a la siguiente instancia si la Audiencia Provincial no nos da la razón hasta que consigamos que la propiedad esté donde tiene que estar y donde ha estado siempre, en el pueblo de Ayerbe, y en su representante que es el Ayuntamiento”, ha concluido Gallego, quien ha indicado que el Obispado en ningún momento se ha dirigido a ellos para intentar llegar a un acuerdo. 

Etiquetas