Comarcas

BIENES RELIGIOSOS

Detener a Puig por Sijena sería “venganza”, dice Puigdemont

El Juzgado de lo Penal abre la posibilidad de solicitar su detención para acudir al juicio

Carles Puigdemont.
Carles Puigdemont.
S.E.

El expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont aseguró ayer que la detención de su exconsejero de Cultura Lluís Puig para ser juzgado en Huesca por su negativa a devolver los bienes del Monasterio de Sijena sería una actuación no hecha por justicia sino por “venganza”. Así lo aseguró el expresidente, huido en Bélgica de la justicia española por el procés, en un tuit publicado tras hacerse público que el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Huesca ha abierto la posibilidad a la fiscalía y a la acusación popular de solicitar la detención de Puig si consideran “imprescindible” su presencia en dicho juicio.

Quieren nuestro encarcelamiento a cualquier precio y motivo. No les mueve ni la justicia ni la democracia, solo la venganza y la eliminación del disidente. Pero ni nos silenciarán ni nos pararán. A tu lado, Lluís Puig”, aseguró Puigdemont al referirse a su exconsejero, huido en Bélgica.

El escrito del magistrado oscense también ha sido comentado en la misma red social por el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, quien advierte al juez de que “a estas alturas ya debería saber que (la detención) no es viable... en fin”.

El magistrado oscense planteó esta posibilidad a las acusaciones pública y popular a raíz de un escrito de la fiscalía en el que descartaba la existencia de razones de “utilidad, seguridad o de orden público” que justificaran la toma de declaración a Puig como acusado de forma telemática, “más allá de que se encuentra encausado y en rebeldía, con causa pendiente en el Supremo”.

Una posibilidad adoptada, además, en respuesta a otro escrito remitido por la fiscalía de Bélgica para instar que la declaración por videoconferencia prevista inicialmente debería hacerse bajo la supervisión de un juez instructor o de la policía belga tras advertir que este sistema impediría cualquier consulta “inmediata y confidencial” entre Puig y su abogado en Huesca.

A la vista de estos escritos, el juez de lo Penal de Huesca acordó esta semana descartar una declaración telemática de Puig al considerar que “no procede” la presencia de un instructor belga al no estar la causa en fase de instrucción, “ni mucho menos de la policía para su toma de declaración”. Agrega que, dada la pena solicitada por las acusaciones, ninguna de prisión efectiva, la vista, señalada para el 4 de mayo, podría celebrarse sin su presencia, “salvo que el ministerio fiscal o las acusaciones consideren imprescindible su presencia, en cuyo caso se podrá acordar su detención y conducción a presencia judicial”.

Etiquetas