Comarcas

INFRAESTRUCTURAS

La N-260 cierra al tráfico varias semanas por las obras del tramo Congosto de Ventamillo - Campo

La reapertura se realizará en función del desarrollo de los trabajos y se acordará con los Ayuntamientos y resto de entidades afectadas 

Corte de la N-260 por obras en el Congosto de Ventamillo.
Corte de la N-260 por obras en el Congosto de Ventamillo.
Elena Fortuño

La carretera N-260, en el tramo comprendido entre las poblaciones de Seira y Campo cerrará por completo al tráfico desde el jueves 21 de abril a las 00:00 horas y a lo largo de varias semanas a causa del desarrollo de las obras que comprenden el Congosto de Vantamillo.

Según explican desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), una vez comenzados los trabajos, se acordará con los Ayuntamientos y resto de entidades afectadas, la reapertura parcial o total de la carretera, en función de las posibilidades de adaptar los trabajos, al objeto de minimizar el impacto de las obras.

Durante el cierre al tráfico se trabajará en la ejecución de micropilotes y en la ampliación de la plataforma mediante voladizos, en la excavación y sostenimiento de varios desmontes con riesgo de desprendimientos, en los emboquilles norte de los túneles y en los muros de escollera.

Los desvíos serán además convenientemente señalizados con suficiente antelación, de acuerdo con la normativa vigente.

Características técnicas

Las obras consisten en la ampliación de la plataforma de la carretera N-260 desde los 5,5 m actuales hasta los 8 m, minimizando la ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses. Además, el Proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 m y 540 m de longitud respectivamente.

Esta actuación, con un presupuesto de más de 40 millones de euros, se enmarca en el programa de acondicionamientos de trazado de la red convencional existente, con el objetivo final de ofrecer a los usuarios de la carretera una conducción con las mayores condiciones de seguridad y comodidad posible.

Hay que destacar, señalan desde el Mitma, que todo el acondicionamiento "se ha diseñado prestando especial atención a los condicionantes medioambientales y de tal modo que las afecciones a los usuarios durante la ejecución de las obras sean las menores posibles. Para ello, se está en contacto permanente con las asociaciones y Ayuntamientos de la zona".

Etiquetas