Comarcas

AGRICULTURA

El almendro ya dispone de un sistema pionero frente a heladas

La instalación se encuentra en una finca de regadío en Venta de Ballerías  

Sistema de riego antiheladas en la explotación de almendro en Venta de Ballerías.
Sistema de riego antiheladas en la explotación de almendro en Venta de Ballerías.
S.E.

El sistema antiheladas mediante riego por aspersión en una explotación de regadío de almendro en seto superintensivo localizado en el núcleo de Venta de Ballerías, dentro del municipio de Huerto, ha logrado salvar al menos la mitad de esta producción y se convierte en pionero en este cultivo para hacer frente a las bajas temperaturas.

La instalación ha sido llevada a cabo por la empresa de Sariñena Hidra2 en un finca que cubre una superficie de seis hectáreas dedicada al almendro y que el año pasado perdió toda la producción por las heladas registradas en abril del 2021.

Según explica Juan María Suelves, instalador de riego en Sariñena de la empresa Hidra2, la base de todo el sistema “es la creación de una capa protectora de hielo que no baja de los cero grados para la almendra que está fructificada, la flor o la yema, en el estado anterior a la flor abierta”.

De este modo, se conserva la almendra frente a las heladas y reduce considerablemente la merma en la producción. “La diferencia está entre coger almendras con este sistema y no poder cogerlas”, explica.

“La diferencia está entre coger almendras con este sistema y no poder cogerlas”

De cara a las podas del árbol, “este sistema fijo por aspersión se puede encoger y estirar por encima del seto conforme se requiera de su utilización durante todo el año” y se utiliza en el caso de previsión de heladas. De este modo, no limita otras labores en la plantación como la poda o recogida de la almendra.

“Creemos que es el sistema que mejor protege, ya que podemos resistir hasta -6 º. Lógicamente, todo esto depende de las horas a las que esté expuesto, ya que muchas horas bajo cero repercute directamente en la producción protegida. En esta helada en concreto, estuvo funcionado el sistema durante 10 horas la noche del sábado al domingo”, detalla.

Si bien Suelves reconoce que ya se ha empleado en zonas donde los frutales se cultivan desde hace tiempo, este sistema tiene la particularidad de que se ha utilizado parte de la instalación de riego por goteo existente abaratando su instalación. “No obstante, estamos trabajando ya en la implantación de sistemas que solo protegen el seto con el consiguiente ahorro de agua y energía”, recalca.

Además, el agricultor puede automatizar su puesta en marcha, “en este caso ha sido el propio agricultor el que lo ha puesto a mano”.

Tras el éxito de esta primer sistema antiheladas en almendros en seto, “creemos que podemos reducir el coste de implantación y proteger mejor el seto”, explica Suelves, quien destaca que su aplicación “puede extrapolarse a cultivos tradicionales e intensivos de almendro”.

Al tratarse esta última de una helada excepcional, considera que en una de menos intensidad y duración, “este sistema estaría capacitado para proteger entre el 80 y el 90 de la producción”.

También indica que la aplicación de esta instalación antiheladas se adapta mejor al sistema del almendro en seto superintensivo “al poderse esconder dentro de la plantación y volverse a sacar sin modificar las labores habituales de trabajo y ahorra mucha agua al tener solo que cubrir la línea del seto”.

Al final el agricultor de esta explotación, Sergio Arasanz, decidió invertir en este sistema antiheladas para salvar la mayor parte posible de la producción localizada en una zona llana.

“El año pasado se nos heló todo y estudiamos la posibilidad de implantar este sistema de riego frente a las heladas”, comentó. “Creemos que por lo menos la mitad de la explotación se ha salvado” gracias a esta instalación, indica este agricultor, quien está a la espera de la peritación de los daños restantes por técnicos de Agroseguro.

“De poder cosechar almendras a no poder hacerlo hay mucha diferencia”, reconoce Arasanz. 

Etiquetas