Comarcas

CONTRA LA DESPOBLACIÓN

El primer centro de innovación rural del Alto Aragón tendrá su sede en Graus

Será un espacio de asesoramiento y apoyo integral a los emprendedores rurales en el marco de un proyecto del Ministerio del Reto Demográfico

Encuentro celebrado en la DPH para dar a conocer el proyecto de centros de innovación rural.
Encuentro celebrado en la DPH para dar a conocer el proyecto de centros de innovación rural.
PABLO SEGURA

Graus es la localidad elegida para la puesta en marcha de un centro de innovación rural cuya finalidad es apoyar y tutelar a los emprendedores que quieran iniciar un proyecto, de momento en las comarcas de Ribagorza y Sobrarbe, no solo para guiarles en la realización de su iniciativa en sí, sino en cuestiones como la búsqueda de vivienda o de colegio para poder asentarse en el territorio.

Este nuevo espacio de innovación territorial forma parte de un programa que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha puesto en marcha en forma de proyecto piloto en el valle de Arán y que quiere extender por las comunidades con mayores problemas demográficos en el marco de su política contra la despoblación. De momento, se ha previsto la creación de una veintena de espacios.

En este caso, el hub de innovación territorial grausino se abrirá (en fecha por determinar) gracias a la cooperación del Miteco (que aporta 250.000 euros) con las diputaciones provinciales de Huesca y de Lérida y el Conselh Generau d’Aran, donde ya funciona un centro de estas características desde hace más de un año.

El secretario general para el Reto Demográfico, Francés Boya, y el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, han presentado este miércoles este proyecto a comarcas, agentes empresariales y grupos de acción local del Alto Aragón, dentro del proceso de participación ciudadana que se quiere dar a este tipo de centros.

Francés Boya ha señalado que este proyecto se enmarca en la política “para hacer frente a los problemas de cohesión territorial” en las zonas más despobladas. Se trata -ha dicho- de que “se desarrollen los ecosistemas que posibiliten mejorar los entornos y condiciones para garantizar que se puede emprender y se puedan desarrollar proyectos de carácter innovador, no únicamente ceñidos a las actividades que tradicionalmente se han venido desarrollando en el medio rural”.

Se trata -ha abundado- en posibilitar a jóvenes “con talento y formación extraordinaria acercarse o mirar de nuevo al territorio como un espacio de oportunidad”. Aunque ha reconocido que “la innovación no solo es tecnología”, ha admitido que “la tecnología nos ayuda para abrir espacios nuevos de dinámica económica, por lo que la idea fundamental de los centros de innovación pasa por apoyar el emprendimiento, acercar la formación, la innovación y también el crédito para nuevos emprendedores ”.

Miguel Gracia, por su parte, ha explicado que en principio se han elegido las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza por sus características demográficas, por su cercanía con el valle de Arán y porque “hay mucha tradición de colaboración”, pero no se descarta que el programa se amplíe a otras zonas de la provincia.

“Estamos abiertos y vamos a seguir trabajando como Diputación en convocatorias para seguir ampliando al resto del territorio de Huesca, para reforzar aquellas zonas que menos tiran económicamente”, ha avanzado el presidente de la Diputación de Huesca.

En la reunión de este miércoles también ha participado Jorge Lafuente, técnico del Hèpic, el hub que desde hace más de un año se ha establecido en el valle de Arán, y que ha apoyado la puesta en marcha de proyectos relacionados con la transición ecológica, la ganadería, la sostenibilidad turística o la valorización de productos. 

Etiquetas