Comarcas

PARTIDOS POLÍTICOS

El PP de Aragón pide suspender el impuesto de aguas residuales

Ramón Celma asegura que la petición popular permite combatir los efectos de la inflación

Ramón Celma.
Ramón Celma.
PP Aragón

El portavoz de Medio Ambiente del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Ramón Celma, pidió ayer al ejecutivo de Lambán que cesara la aplicación del impuesto medioambiental de aguas residuales (IMAR) en 2022. Y que en aquellos municipios en los que se gire con un año de retraso, también la facturación del 2021.

Celma ha instado al presidente a tomar ejemplo del también socialista Ximo Puig, cuyo gobierno ha optado por la suspensión del canon ambiental en la Comunidad Valenciana como medida contra la crisis económica.

El popular se ha apoyado en los datos económicos actuales y ha argumentado la necesidad de rebajar la presión fiscal y amortiguar los efectos de la inflación en los hogares y empresas aragonesas.

Ha insistido en que los malos datos nacionales en materia de inflación y la escalada de precios, son todavía más preocupantes en la Comunidad: “Aragón es una de las comunidades autónomas más castigadas tributariamente al sufrir mayor presión fiscal y ser la tercera peor en el ránking de competitividad fiscal”, por lo que “es imprescindible que Lambán actúe con medidas que reduzcan esa presión a familias y empresas”.

El Partido Popular ha explicado que su petición se ajusta al informe anual de la Fundación para el Avance de la Libertad. Según Celma, la fundación liberal, que sitúa a Aragón en decimoséptimo lugar en materia de competitividad fiscal -solo por detrás de Cataluña y Asturias-, destaca la reducción de tres de los cinco impuestos propios autonómicos que, en este caso, se relacionan con medidas medioambientales.

Aunque la petición se corresponde con el año 2022, los populares instan a analizar la situación económica de la Comunidad y valorar si esta suspensión debería extenderse a los próximos períodos de facturación. O en detrimento de la suspensión, considerar el ajuste de las cuantías de este impuesto respecto a lo que se cobre en otras comunidades autónomas.

El portavoz ha recalcado que los aragoneses son los ciudadanos españoles que más dinero pagan por un tributo medioambiental de estas características.

Los cinco impuestos medioambientales vigentes en Aragón son los siguientes: el Impuesto sobre el daño medioambiental causado por la emisión de contaminantes a la atmósfera, el impuesto sobre instalaciones de transporte de energía de alta tensión, el impuesto sobre determinados usos y aprovechamientos de agua embalsada, el impuesto medioambiental de aguas residuales y el impuesto sobre el daño ambiental causado por las grandes áreas de venta.

Etiquetas