Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Creación de un proyecto cooperativo de casas en Escanilla

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Trabajos en el terreno donde se construirán viviendas en Escanilla.
Trabajos en el terreno donde se construirán viviendas en Escanilla.
S. E.

El bar de Abizanda se va a quedar sin gestores y pronto saldrán los pliegos, en los que se primará la profesionalidad para optimizar un negocio muy de temporada. Solo que no es fácil encontrar vivienda allí, donde los apartamentos municipales están alquilados y cuando queda alguno libre se ocupan enseguida, a pesar de que, según explica el alcalde, Javier Labat, resultan poco atractivos para familias con niños porque son solo de dos habitaciones.

De ahí, que el Ayuntamiento de Abizanda promueva la urbanización de 8.000 metros cuadrados de terreno, incluyendo zonas verdes, para crear vivienda y contribuir al asentamiento de población. Lo está haciendo en Escanilla, localidad del municipio, junto a Abizanda y el complejo turístico de Ligüerre de Cinca, en la que apenas residen una docena de personas, de las que la mitad aproximadamente superan los 80 años de edad. Ahora, están en la fase de ejecutar la acometida eléctrica e instalar el transformador.

La gestión del bar de Abizanda saldrá a concurso próximamente.
La gestión del bar de Abizanda saldrá a concurso próximamente.
S. E.

En torno a esta posibilidad, un grupo de personas interesadas está promoviendo una cooperativa de vivienda en cesión de uso. “Es una fórmula muy buena para el medio rural, que ya funciona en otros países y que también se está gestando en Madrid y Barcelona”, indica el alcalde del municipio.

La idea es poner una cuantía importante de entrada y el resto financiado con cuotas, pero en conjunto es más económico, detalla. Para ello, se prevén entre 10 y 15 viviendas, además de la creación de unas parcelas para construir unifamiliares, cuyo acceso estará condicionado para evitar que sean segundas residencias. Junto a este espacio, el Ayuntamiento dispone de otro solar en el que podrían colocar placas para crear una comunidad energética y huertos sociales, por ejemplo. “Puede sonar como una comuna, pero no, porque cada uno tiene sus espacios privativos, la única diferencia es que no hay especulación. El derecho de uso se heredaría y cuando alguien se va de la cooperativa recupera la inversión inicial”, comenta, al tiempo que menciona que se pueden tener servicios comunes como las lavadoras.

Ya ha habido reuniones entre personas interesadas en formar esta cooperativa, aunque el modelo está por definir. Entre estas personas, menciona la situación de una mujer con dos hijos que se ha tenido que mudar de casa 10 veces en tres años, y dos de ellas en los tres últimos meses, un ejemplo que demuestra la dificultad de encontrar y de permanecer en una vivienda en el medio rural.

Labat apuesta por la búsqueda de fórmulas que permitan la llegada de más vecinos al medio rural así como la mejora de los servicios para que puedan continuar los que ya viven allí. Por ello, cree que es necesario aprovechar los fondos europeos en la lucha contra la despoblación.

Junto a esos 8.000 metros cuadrados, el Ayuntamiento de Abizanda dispone de otros 3.000 que reservan para cualquier otro proyecto de desarrollo, que podría ser la construcción de una residencia, ya con un nuevo concepto de una vida más independiente con servicios compartidos, y ya se lo han planteado a la consejera de Servicios Sociales y Ciudadanía, Mariví Broto. Solo que Labat es consciente de que un servicio de ese tipo puede ahogar a un ayuntamiento pequeño. Ahí quedará el terreno preparado y ya se verá.

Etiquetas