Comarcas

INFRAESTRUCTURAS  

Más de 25 obras públicas licitadas quedan desiertas en nueve meses en la provincia

La Federación de Asociaciones de la Construcción pide actualización de precios ante el incremento de las materias primas, la energía y el combustible

Obras en una carretera de la provincia
Obras en una carretera de la provincia
S.E.

El incremento del precio de las materias primas no reflejado en los costes con los que se licitan las obras públicas está detrás del hecho de que en los nueve primeros meses de este año más de 25 obras licitadas en la provincia de Huesca, por un valor superior a 13 millones de euros, hayan quedado desiertas en una primera convocatoria. Así lo ha denunciado públicamente la Federación de Asociaciones de la Construcción (FAC) de Huesca, cuya gerente, Manuela Pastor, ha explicado que se trata de actuaciones, que aunque consideradas menores por la inversión, son “necesarias e imprescindibles” en la sociedad. “Nunca habían quedado tantas obras desiertas”, ha asegurado.

Los trabajos que se han visto afectados han sido licitados por ayuntamientos del Alto Aragón, la Diputación Provincial o departamentos del Gobierno de Aragón para actuar en centros educativos, edificios municipales, calles, carreteras, etcétera. Se trata de trabajos que, en su mayoría, quedan excluidos de los decretos de los gobiernos central y aragonés que obligan a la revisión de precios y en los que no se incluyen a las administraciones locales, que no están obligadas a hacer dichas revisiones.

Entre enero y septiembre, la Federación ha contabilizado unas 25 obras públicas licitadas y que han quedado desiertas, aunque señala que alguna de ellas “puede haberse adjudicado con posterioridad con un aumento de presupuesto para adaptarse al encarecimiento de materiales”. Y es que, las licitaciones salieron sin los precios actualizados, por lo que “las empresas han asumido unos sobrecostes enormes por el aumento desorbitado del precio de los materiales, combustibles y energías que no están compensando”.

Según los datos aportados por la FAC, a finales de2021 los índices oficiales de precios reflejaban incrementos del 40% en el aluminio, 33% en los materiales bituminosos, 50% en la energía, 37% en los materiales siderúrgicos o 29% en el cobre. Ampliando el periodo al primer trimestre de este año, los incrementos son mayores incluso alcanzando el 60% en el aluminio, 59% en los materiales bituminosos, 93% en la energía, 55% en los materiales siderúrgicos o 38% en el cobre.

Manuela Pastor ha explicado que al no estar obligados por ley, no todos los ayuntamientos revisan los precios de sus licitaciones. Por ello, la Federación reclama “la urgencia de establecer un sistema automático de reequilibrio de precios que permita hacer frente a los sobrecostes y tenga en cuenta las alteraciones posteriores a la presentación de ofertas”, al tiempo que pide a las entidades locales que tramiten todas las reclamaciones de revisión excepcional de precios”.

Por último, advierten que al no poder soportar las pérdidas que les provoca “tal imprevisible” incremento de costes, las empresas dejarán de licitar en aquellas obras, públicas y privadas , que no tengan en cuenta esta incertidumbre de precios o no utilicen mecanismos para reducirla. 

Etiquetas