Comarcas

Día Internacional de la Mujer Rural

El Día de la Mujer Rural se fija en las trabas para llegar a dirigir

El consejero Olona defiende la necesidad de revertir los datos sobre la participación de la mujer en el sector agroganadero

Joaquín Olona intervino en la inauguración de la jornada.
Joaquín Olona intervino en la inauguración de la jornada.
G. A.

El Gobierno de Aragón buscar revertir la actual situación - en la que “los datos hablan por sí solos”- para que las mujeres se incorporen a los órganos de dirección del sector agrario. Así lo defendió ayer el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno aragonés, Joaquín Olona, durante la jornada técnica que con motivo del Día de la Mujer Rural (que se conmemora este sábado, 15 de octubre), el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente llevó a a cabo en la sede de Bodegas Aragonesas en el municipio de Fuendejalón (Zaragoza).

La jornada se centró en las dificultades que encuentran las mujeres para incorporarse a los órganos de toma de decisiones de las organizaciones agrarias. El lema escogido fue “Paridad en los órganos de toma de decisiones: obligación u oportunidad.”

“Los datos hablan por sí solos”, manifestó el consejero. Las mujeres son titulares del 23% de las explotaciones agrícolas, representan el 21% de las afiliaciones a la Seguridad Social y el 23% de los contratos agrarios, según los datos del Instituto Aragonés de Estadística para el año 2021.

Respecto a las cooperativas agrarias, 16 % de los socios son mujeres, pero apenas llega al 2% su presencia en los consejos rectores. Si nos referimos a las comunidades de regantes, su presencia es anecdótica, y en los consejos reguladores de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP), aunque es un poco mejor, no llega al 14%.

“Lo que se busca con esta jornada es reflexionar colectivamente sobre las causas que frenan a las mujeres para incorporarse a estos órganos con el fin de trazar una hoja de ruta que nos ayude a revertir esta situación. Sobre todo, la idea que se quiere transmitir es que la incorporación de las mujeres no sea percibida como una imposición, sino como la oportunidad de ampliar y mejorar las perspectivas de las organizaciones”, señaló Olona. No obstante, para el consejero este objetivo será muy difícil de alcanzar si no hay mujeres en la base del sistema agroalimentario. “Hay muy pocas agricultoras, tan solo representan una cuarta parte, hemos avanzado mucho en la incorporación con la impulsión de nuevas políticas pero todavía nos queda mucho por hacer”. En este sentido, Olona puso en valor la creación de la Unidad de Igualdad del Departamento de Agricultura y las medidas llevadas a cabo para favorecer la incorporación en las diferentes líneas de ayuda.

La jornada contó además con la presencia de la directora general de Familia, Teresa Sevillano, y la directora general de Innovación y Promoción Agroalimentaria, Carmen Urbano, quien expuso la situación de las mujeres en el ámbito agroalimentario de Aragón. A continuación, la periodista rural María Bosque entrevistó a María Jesús Lorente, presidenta de Cepyme Aragón, y a Ángeles Benítez, directora de la representación de la Comisión Europea en España. Ambas debatieron sobre el papel que juegan las mujeres cuando se incorporan en los órganos de toma de decisiones.

Finalmente, se desarrolló un taller participativo de mujeres en órganos de toma de decisiones y la necesidad de equilibrar esa situación, dinamizado por Isabel Ortega, profesora asociada de la Universidad de Zaragoza. El coloquio sirvió para exponer las dificultades reales que encuentran las mujeres para dicha incorporación. Con las conclusiones del taller se elaborará una hoja de ruta para alcanzar la paridad en los órganos de toma de decisiones del ámbito agroalimentario.

Planes de igualdad

Desde el Gobierno aragonés destacaron que el Departamento de Agricultura ha impulsado planes de igualdad a través del Programa de Desarrollo Rural de Aragón (PDR) para favorecer el acceso de la mujer al sector agrícola y ganadero, dándoles prioridad en las convocatorias de ayudas a la incorporación de jóvenes y modernización de explotaciones.

El porcentaje de mujeres beneficiarias se ha incrementado significativamente pasando de representar el 17% en la convocatoria de 2001 al 31% en la de 2020 en la línea de incorporación -con una edad media de las beneficiarias de 34 años- y lo mismo en la de Modernización que ha pasado del 7% al 19%.

Etiquetas